martes, 10 de febrero de 2009

Desajustes


Pensaba que la gente funciona bien dentro de un cierto equilibrio; un poco de sueño o un poco de hambre no nos afectan mayormente. Podemos sobrellevar un poco de dolor de guata, un poco de aburrimiento, un poco de enojo...

Pero cuando vienen los excesos, empiezan a fallar las cosas, como cuando a alguien se le pasa la mano con los tragos y se pone MUY cariñoso, o violento, o desubicado.


Si algo he aprendido tras años de exposición televisiva es que excesos y cámaras no son una buena combinación para las personas,aunque hagan maravillas en los índices de audiencia.

2 comentarios:

Ya Tú Sabes dijo...

Me cargan los que se creen estrellas porque salen en la tele o porque ganaron algo de plata, o porque tienen cierto apellido, viven en cierta comuna... son insoportables.

markin dijo...

por suerte casi estoy liberado de eso, casi... porque sólo algunas veces les escucho.

Parece que todos fueran futbolistas en su hablar, o muchos otros, quizá se sientan portadores de la verdad.

Otros con su ego, pensando que cualquier W... será del agrado de quien vea. Lo raro, es que sectores en que sí gusta.

En gustos y colores...