martes, 30 de diciembre de 2008

Año que viene y el señor del saxo


De un zuácate se terminan los villancicos y las ofertas de juguetes (a las que casi nos habíamos habituado, si desde noviembre que nos daban vueltas las jingle bells) y empiezan los bailables y las ofertas de copete.
Ayer anduve un rato en micro y el viaje fue muy agradable (pese al calor que empezaba a crecer); un señor mayor, un viejito, se subió a tocar saxo y lo hacía bastante bien. Lo entretenido es que fueron puras canciones festivas, onda Brasil y otros temas de orquesta. Varias personas se sorprendieron y miraron para atrás cuando empezó a sonar el saxo, especialmente niños y viejos.
Lo que más me gustó es que tocó harto, sin apuro. Entonces la lección de este caballero músico sería: celebremos pero démonos el tiempo para disfrutar lo que hacemos.
Que el 2009 venga cargadito a lo bueno y lo empiecen con harto baile y comidas ricas.

Abrazos





La musiquita cebollenta nomás es como mucho, pero la historia es linda.

viernes, 26 de diciembre de 2008

Un Pañuelo


Es un lugar común la frase "el mundo es un pañuelo", pero la usamos bien seguido. En el tiempo extendido de las celebraciones navideñas comentábamos acerca de nuestra estadía familiar de un lustro en tierras lololinas, que insisto, no habíamos oído nombrar hasta que apareció en la lista de posibles destinos laborales de Estudioso. Resulta que aparte de tener una abuela que veraneaba en esos parajes y una prima ex casada con un hijo de ese monte, tengo una sobrina que vive allá (hija de un primo), que yo conocí por esas cosas de pueblito chico pero nunca sospeché el parentesco. Además, la hija de una ilustre señora local le arrendaba una casa a mi tía curicana. En nuestra hospitalaria celebración navideña conocimos a la polola de un colega de Estudioso que también proviene del nombrado valle colchagüino.
El mensaje parece ser "no se olviden de Lolol"
Ya está pareciendo guión de Carlos Pinto...



martes, 23 de diciembre de 2008

Digno del Semanario de lo Insólito


Pese al ajetreo propio de estas fechas, no podía dejar pasar este titular.
Es algo grave, pero pucha que me hizo reír verlo desde un punto de vista de ciencia ficción. La imaginación es uno de los mejores rergalos-dones que tenemos, y muchas veces la realidad supera a la ficción gracias a ella.




domingo, 21 de diciembre de 2008

Dar


Dicen que es época de dar, y muchos piensan que son generosos porque echaron un juguete de luca al buzón del Metro. Hay personas que sólo dan en épocas específicas, como Navidad o la Teletón.
Por otro lado están los que dan todo el año y muchas veces pasan desapercibidos. Bueno, esa es la gracia también: dar y no alardear. Dar de verdad.
Qué lindo es ser voluntario cantaba Vitoco, el actor cantante enamorado de Joan, y es cierto.
Dar es consecuencia de amar (o es amor consecuente).
Pucha que nos hace falta amor.



Muchas felicidades






jueves, 18 de diciembre de 2008

Tembleque


Se sacude todo, como un buen twist. Así nos vamos despabilando y nos sacamos la mugre de encima.






lunes, 15 de diciembre de 2008

Ayuda


A propósito de Le Carré y su señora ayudina, quiero homenajear a todas aquellas personas (la mayoría mujeres pero hombres también) que ayudan a sus parejas para que puedan trabajar de la mejor manera posible. Son como los socios desconocidos, que dan una idea, hacen un trabajo o mejoran un producto para que todo le salga bien. Lo hacen humildemente, sin recibir ningún reconocimento... y lo hacen felices de la vida. También están los que trabajan juntos y se potencian... Pucha que lindo.
A estas alturas del mes ya se me está notando el espíritu navideño.







Y ¡otra, otra!

viernes, 12 de diciembre de 2008

El Mejor Regalo


El regalo navideño que más se recuerda es el que nos sorprendió o el que justo queríamos. Eso depende siempre de la etapa que estamos viviendo, porque por mucho que me gustó la muñequita con ropa amarilla que venía en un moisés tejido y la lonchera metálica muy bacán de los super amigos con relieve y termo, si me las regalaran de nuevo no tendría mucho chiste (bueno la lonchera sí, por el tema de la coleccionista de cachureos que llevo en mí).
Me gusta regalar cosas artesanales (ya les conté que estoy haciendo aros y pulseras con cuentas de vidrio), también disfruto recibiendo las galletitas (mmm) de mi comadre y los accesorios tejidos tan lindos de la Clau.
Otra cosa que me encanta recibir y regalar son libros, música (discos o entradas a conciertos) y películas.
Ah regalos, regalos, regalos/ gastos, gastos, gastos.
Hay algunas personas a las que se les pasa la mano y se endeudan de aquí al Bicentenario en cómodas cuotas que nunca terminan. Y estoy segura de que esa no es la idea de la Navidad.
Claro que me gustaría que mi viejito llegara con un MacBook Pro con 250 GB de disco duro, una semana en Puyehue, entradas Vip Platinum Top a Simply Red y Serrat en el Casino de Viña y una botella grande de Kenzo Amour, pero el gasto significaría endeudarse hasta el infinito y más allá, parafraseando a Buzz.
¿Cómo equilibrar la celebración? ¿Cómo hacer que la Navidad no sea un festival de gastos?.
..



lunes, 8 de diciembre de 2008

Mágico y Misterioso


Como el viaje loco en micro de Juan la morsa y sus amigos (vean el video), hay lugares que nos transportan a la infancia o a algún otro momento de la vida. No hablo de cosas trascendentales o místicas, sólo de recuerdos. Me pasa con las distribuidoras de golosinas; me traen recuerdos con su dulce olor a galletas-guagüitas-pseudochocolates. En una de esas tiendas conocí las monedas de cien (para que vean lo viejo del recuerdo y de quien les escribe) porque mi papá siempre ha sido asiduo a las galletas y alfajores en bolsas y cajas por mayor, y cuando aparecieron las monedas reemplazando a los billetes con un Diego Portales, le pedimos al tendero que nos mostrara la metálica novedad.
Hace poco fui de compras "al por mayor" para la convivencia de fin de año del curso de Estudiosín, así que me reencontré con esos sonidos, olores y recuerdos. Qué gusto me dio comprar cajas de M&M, de cuchuflíes chocolatosos, papitas corte americano, brownies bañados en chocolate, bebidas de a medio, bombones, calugas, ramitas, galletas, alfajores... todo a precios increíbles. Yo aproveché de comprar para mí una caja de chicles. En vez de comprar mi barrita semanal, ahorré y tengo chicles de sandía (ya no hacen de canela en esta marca) para más de un mes.


jueves, 4 de diciembre de 2008

Hitos


Preguntándole sobre una prueba de Sociedad a Estudiosín, me quedó dando vueltas el tema de los hitos que marcan el paso de una edad a otra. Como la invención de la escritura que separa la prehistoria de la historia, también hay hitos que marcan la vida, no sé, como cuando te salen los dientes definitivos, cuando pasas a Media, cuando sales del colegio, cuando sales de la U... pero hay uno en lo que no creo posible llegar a acuerdo: ¿cuándo una persona puede considerarse "adulta"?
Porque aparte de la edad influyen muchas cosas; la madurez, responsabilidad, si se vale por sí mismo económica y emocionalmente...
Hay algunos que piensan que cuando la gente se casa "sienta cabeza", otros que cuando tienen hijos. Yo me sentí adulta cuando tuve que tomar decisiones que antes no tomaba, hacer cosas sola: cuando me fui a la U. Era chica pero igual me sentí adulta. No es que en mi casa me trataran como niña, pero fue diferente.
¿Ustedes han tenido esa sensación?



domingo, 30 de noviembre de 2008

Lo que trae diciembre


Además del segundo lunes feriado, el solsticio, la navidad, la nochevieja y todo el comercio asociado; diciembre trae vacaciones escolares, paseos, convivencias, celebraciones secretariales y médicas, amigos secretos, cumpleaños de mi padre y hermano mayor, pan de pascua, pavos (de los que se comen), votaciones de proyectos de ley importantes, rendición de PSU, vencimientos de plazos, adviento, el aniversario 28 de Lennon, y más. Muchas cosas más. Seguramente cada uno de ustedes puede agregar varias líneas a esta numeración.
Yo quiero destacar y hacer un breve homenaje al brebaje (estoy como Englantina Morrison)...
¡Cola de mono! o ponche en leche.
Qué rico un vasito bien helado en los días de calor. Me ofrezco como catadora para estas fiestas de fin de año, prometo ser subjetiva y parcial, sólo fiel a mis gustos, jaja.

¡Salud!


viernes, 28 de noviembre de 2008

Anti estándar


No me siento cómoda en uniforme. Esta afirmación vale tanto para el de época escolar como para la ropa que me pongo todos los días. No me gusta verme igual que otras personas, porque creo y defiendo la unicidad. He dicho varias veces que si supiera me haría la ropa, pero también se puede ser original combinando y mezclando a la pinta de uno.
No vayan a creer que voy por la vida como vintage-anarko-country-patchwork, (o hippie punk afro circence, como bien grafica Clau) la cosa es más sencilla. Como soy cachurera, nunca boto nada, aunque por fluctuaciones de peso me haya quedado chico, así que tengo harto de donde elegir para combinar colores, largos y estampados. Nunca he sido una "diosa fashion" ni mucho menos, sólo me gusta sentirme cómoda con lo que uso.

Aprendí a hacer aros, así que he estado combinando cuentas de vidrio de distintos colores y formas. Un detallito que muchas veces hace la diferencia.

miércoles, 26 de noviembre de 2008

Trucos varios


Me hice aficionada a los trucos, pero no de cartas, ni de juegos para estafar gente, tampoco a los de magia, que son tan entretenidos cuando se es niño o niña... los trucos que se hacen con fotos en diferentes páginas de internet, poniendo a la gente en afiches y gigantografías, al lado de celebridades y en situaciones jocosas. Pucha que me he entretenido poniendo a Estudioso como Dr House, a mi papá en series de TV del año del Ñauca, hermanos estrellas de cine, mi suegro como un Rolling Stone, cuñadas, madre y suegra en ágiles piruetas deportivas y a mi en traje de Mujer Maravilla, uno de mis sueños de infancia (yo jugaba a ser Diana Prince en el Jardín Infantil). Ya he perfeccionado la técnica del matiz, contraste y brillo para que las cabezas no queden de otro color que el cuerpo. Es más (acá lo que puede sonar patológico, jaja) cuando no quedan muy bien, les echo una repasadita con Photoshop, sobre todo en la línea del pelo.
He dado momentos de alegría y sana diversión a toda la familia (sueno como vendedora de juguetes, pero es por el espíritu navideño).
Para envidia de muchas, tengo una foto con Reynaldo Gianecchini (Edú de Lazos de Familia) lero lero, jajaja.

martes, 25 de noviembre de 2008

Fiebre tropical


Qué mejor manera de celebrar que bailando una de esas canciones que nos hacen cantar a coro, deshiniben a las mujeres y niños y les dan cuerda a los copeteados.
En menos de una semana murieron dos grandes estandartes de la música de bailes matrimoniales y de fin de año: Luisín Landáez y Giolito (el del combo), así que necesitamos urgente nuevos exponentes del ritmo tropical que nos den canciones como "La Piragua".
Tomy Rey no va a dar abasto para tanto "evento" de fin de año.
En Chico Trujillo tenemos esperanza.

lunes, 24 de noviembre de 2008

Desproporcionado


A raíz de una anécdota de fin de semana pensaba en la gente que, como la alergia, es una constante sobre-reacción: los desmedidos, atropelladores, desubicados, descriteriados, exagerados, alaracos y demases. Uno se siente extraña al presenciar reacciones que no se ajustan al contexto, como la señora que echó spray de pimienta en el metro, o alguien que insulta gratuitamente. Es un acto de violencia que te insulten, pero es peor cuando no es una reacción que podría catalogarse de lógica (como si uno anda tranquila y llega alguien y te empuja para botarte y uno lo garabatea, o si un perico se te cruza a media cuadra sorpresivamente y recibe un bocinazo, un gesto o una "aweonao" de vuelta).
De repente uno es testigo de estas sobre-reacciones. Personalmente me espantan, ¿cómo tan poca capacidad de escuchar o de darse cuenta de lo que pasa? Siempre trato de entender un poco por qué la persona tuvo esa salida, pero a veces , de verdad, no les encuentro justificación.
Armonyl de distribución gratuita, ¡ahora!


viernes, 21 de noviembre de 2008

El mejor alfajor


En horas hambrientas me surge una duda golosa: ¿cuál es el alfajor más rico que he comido?
Cuando chica era el marca Ideal, negro. Si no había, entonces el blanco.
Me gustan mucho los de La Ligua, de los que tienen las tapas un poco curvas.
De los caseros me quedo con los de Cla Cla y Ju.
De los que yo hago, de maizena con relleno de limón.
De los que se compran: Sausalito (qué alfajores más ricos) y Lagos del Sur (aunque me quedo con el Volki).
La Carmencita, en Lolol, hacía unos alfajores exquisitos también.
Hay gente fanática de los Havanna, pero de verdad me quedo con los Sausalito.

Feliz y goloso fin de semana para todos...

miércoles, 19 de noviembre de 2008

Memoria Ñoña

Les posteo mi lista de canciones de monos animados favoritas: (con esto se me cae el carnet)

Espartaco y el sol bajo el mar
Don Quijote (héroe de ayer)
Capitán Futuro (cuando viaja por las galaxias, na, na, na, na...)
Señor Burns (con Tito Puente)
Super Pollo/George of the Jungle (watch out fot that tree!)
El hombre araña
Snoopy
Garfield y sus amigos (pasen ya para que empiece la diversión)






martes, 18 de noviembre de 2008

Te pareces a...


Iba en el metro y de repente alguien afuera me miró dos segundos con cara de asombro, de sorpresa, podría decir que con un poco de miedo, después se dio cuenta que no era quien pensaba, porque su cara se alivió. ¿Qué le habrá hecho mi gemela malvada a ese pobre?. Me fui pensando acerca de los parecidos. Cuando iba al colegio y daban Pantanal, me decían Juma (me creo la muerte, jaja), una vez en una foto con amigas salí muy parecida a Laura Pausini (con la boca cerrada eso sí porque yo no canto así ni tengo los dientes separados). Con una amiga nos decíamos "hermanita" porque la gente nos encontraba parecidas. Un loco que andaba pidiendo por nuestro edificio en Valpo (creo que ya conté esto, pero igual vale) le dijo a Estudioso: "Loco, eres igual a Piero" (pero al joven, miren que ahora los dos han cambiado harto). Mi familia me encuentra parecida a mi mamá y a una hermana de mi papá. Yo creo que me parezco a unas primas.
Siempre hay gente parecida a otra, y que lo notamos porque nos gusta asociar, además de que nos gusta sentirnos parte de algo, o pares con alguien.

Dama, caballero, joven, señorita... ¿a quién se parece usted?

lunes, 17 de noviembre de 2008

Trucos


Cada cual tiene su gracia oculta, desarrollada casi siempre en horas de ocio infantil. Conozco una serie de trucos medio ingeniosos para hacer con las manos (piensen bien, que estamos en horario para todo espectador), sé subir sólo una ceja y ¡mover las orejas!
"Talentos" aprendidos de amigos y de mi madre. También juego a imitar voces o gestos de gente que veo y me gustan los juegos de adivinar con mímica.

sábado, 15 de noviembre de 2008

Sabor a verano


Ya están apareciendo los tomates que me gustan; limachinos, renguinos o de algún lugar que siempre queda cerca de la carretera. Esos tomates grandes, poco parejos en su forma, con olor y sabor a tomate-de-verdad. Compañeros del arroz, las marraquetas y las pastas. Ah, qué ricas salsas, qué ricas ensaladas.
Ya llegaron las frutillas, los espárragos y las guindas, están tímidamente apareciendo los melones y los choclos.
Sabores del verano a vacaciones escolares, de mañanas y tardes de piscina o playita.

Veo pasteles de choclo en mi futuro... ¡qué buena predicción!


jueves, 13 de noviembre de 2008

El engaño de la Coca Cola


Fíjense cómo un inocente título puede prestarse a confusiones. No tengo nada en contra de la compañía que fabrica esta bebida, voy a hablarles de una consumidora pillina.
Hace poco estaba en un parque esperando que fuera la hora para ir a conversar con alguien de un posible trabajo estable. Escuchaba música (un poco de swing en ese mismísimo instante) cuando una señora mayor, gordita y alta se sentó al lado mío con una Coca Light en la mano. Pueden ser especulaciones mías pero creí que era diabética o al menos estaba a régimen. Bueno, la señora se sienta, pone su botella al lado, saca del bolso otra Coca, pero de la normal, con azúcar, y procede a su ritual engañero: rellena la botella de Light con la bebida normal. Entonces si algún familiar-preocupado fiscaliza sus consumos se encuentra con una bebida "de las permitidas" sin saber que la viejita hizo su trampa. Pero, para el fiscalizador agudo no sería tan difícil pillarla, porque se equivocó y confundió las tapas, dejando en la basura la botella normal con tapa light y llevándose su fraude gaseoso con tapa roja.

miércoles, 12 de noviembre de 2008

No, por favor


Les presento el decálogo de las ocupaciones (oficios o profesiones) que no me gustaría tener. Sé que depende mucho de los gustos de cada uno, por eso propongo mi lista y ustedes pueden agregar sus propios "No, gracias".
1.- Cobrador de cualquier tipo, en especial de peaje. No sirvo para cobrar y me aburriría en la cabina.
2.- Mariscadora. No me gustan los mariscos, ni el agua helada y la sal me pica en el cuerpo.
3.- Militar. No me gusta que me manden.
4.- Panfletista de tienda. Me sentiría mal si nadie me recibe el volante.
5.- Árbitro de Fútbol. No me gusta recibir insultos.
6.- Cajera. No me gusta el olor a plata (a metal, a monedas) que queda después de manipular dinero.
7.- Vendedora de zapatos. Mucha pata, es cosa de recordar a Al Bundy.
8.- Proctóloga. Mucho poto
9.- Chofer de excavadora. Mucha bulla
10.- Vendedora de cigarros. Me carga el humo y creo que hace mal fumar.

¡Soy bien mañosa ahora que lo pienso!


Y recordando gracias al comentario de norris:

domingo, 9 de noviembre de 2008

Sobo lo ospomoto


Cuántas veces en la vida hemos cantado cancioncitas ridículas, partiendo por el Jardín Infantil, recreos varios, carretes jugosos y más. Como que uno cae en la alienación. Es raro, estamos tan condicionados que basta que uno solo empiece con la frase, o con el movimiento de manos en un recital, el aplauso o la pifia, para que la cosa se propague y extienda.
Creo que somos adeptos del monitomayorismo, ya lo había comentado antes, pero el aspecto musical se me había estado pasando.
Por eso:
Sube, sube, sube la espumita.
Sube sube, sube la espumita...
Y mi corazón
¡Palpita, palpita, palpita!


sábado, 8 de noviembre de 2008

Gracias Flo


Ayer, de lo más relajada-tipo-viernes esperaba en la puerta del colegio a Estudiosín cuando me llamó Flo, con quien trabajé en mis años colchagüinos. Me contaba que había venido un grupo de profes de Castellano a la Feria del Libro y a la Ópera, "qué bien" pensaba y me cuenta que les fallaron dos personas y tienen entradas para la función internacional de Las Bodas de Fígaro, palco Vip a precio de Galería. Guaaa, como Mozart siempre vale la pena hice las averiguaciones y arreglos correspondientes (se nos fue a las pailas la visita a la Feria del Libro para que Montt nos firmara el Dosis Diarias) y cerca de las 6 partimos con Estudioso al Teatro.
Tengo que contarles que nunca había ido al Municipal de Santiago, y menos a una ópera, lo más cercano fueron unas Zarzuelas. Me llamaron la atención muchas personas requete emperifolladas (niñas con vestido largo, con pinta de matrimonio), un cabro que iba con el abuelo y se tuvo que poner chaqueta, señores con cara de banco (con cara de gerentes de banco, jaja), señores con cara de Corte Suprema, señoras críticas de Espectáculos, señores diplomáticos que iban con chofer, pelolais alternativos (ahí entendí que mis alpargatas rojas regalonas como que están de moda) y una pareja de viejitos que nos cayeron bien: sin ninguna pretensión ni aspaviento, con sus chalequitos de lana con dibujos azules y blancos, vestidos con normalidad y con cara de felicidad, se notaba que iban a disfrutar la música y no a lucirse.

Adentro, todo lindo: la orquesta sonaba precioso, los cantantes hacían que se te pararan los pelos y el vestuario era tan lindo que ya me quisiera yo el camisón de la condesa. Lo que más comentamos, aparte de todo eso, con Estudioso, fue la iluminación; se pasó, parecía de verdad que entraba por la ventana luz de mañana, y, a medida que avanzaba el día, iba cambiando. Secos los iluminadores.
Me encantó, quedé con las manos calientes y medio dormidas de tanto aplaudir.
¡Gracias Flo!



viernes, 7 de noviembre de 2008

Críticos chantas


De ninguna manera estoy contra las expresiones de opinión, solamente quiero hacer observaciones respecto a la forma. Existen muchos sitios web que se dedican a entregar datos útiles a los lectores- navegadores, acerca de restaurantes, tiendas, etcétera y me he fijado que cada vez son más los "críticos chantas", que no explican su opinión, que no fundamentan sus dichos y que muchas veces parece que escribieran para darse importancia. ¿Cómo es eso?: quieren ser grandilocuentes y suenan siúticos, tratan de recalcar lo que gastaron al ir a tal lugar, usan palabras en contextos inapropiados, como si copiaran la contratapa de un libro o ingredientes exóticos de una receta de cocina, escriben con muchas faltas de ortografía y/o no redactan bien. Hablan como si manejaran el tema y se caen en los detalles, con lo que se nota que no tienen idea. Como el crítico de espectáculos que habló mal de la presentación de un artista que se había cancelado, o el que cita mal el orden de las canciones de un concierto (entonces se sabe que o no fue o no tiene idea).
Insisto en que las opiniones son muy valiosas, pero un poco de seriedad y sobre todo de sinceridad son requisitos fundamentales para que la cosa ande bien. Muchas veces vale más un simple "me gustó" que las justificaciones chamullentas.

martes, 4 de noviembre de 2008

¿Qué onda mi subconsciente?


Existen teorías acerca de los símbolos de los sueños, sus significados, referencias, etcétera. Creo que necesito a Jodorowsky para que me descifre éste:
Tarde normal en mi casa, suena el teléfono y contesto "Hola soy Pablo Zalaquett y quiero invitarte a que construyamos una nueva comuna blablabla", en vez de cortar inmediatamente contesto a mi marido "No sé para qué llaman cuando uno está ocupada" y al otro lado del teléfono me dicen: "entonces podemos juntarnos para conversarlo, mira, vamos a...", me doy cuenta (recuerden estaba durmiendo) que hablo de verdad con el alcalde electo (que ni siquiera es de mi comuna, yo no vivo en el centro) y me excuso educadamente. Al colgar le comento a Estudioso: "qué raro, yo pensaba que era una grabación y era este gallo de verdad".
Recordé el episodio morfeístico al ver uno de los carteles que quedaron puestos en los postes.
Si me hubiera pasado de verdad hubiera colgado antes de darme cuenta de que no era una grabación, o mi marido lo hubiera puteado.
De vez en cuando tengo sueños educados y políticamente correctos. Me ha pasado con personajes que me caen mal, como Alberto Fuguet y Robbie Williams (sí, el cantante) que me preguntaban (en diferentes sueños, idiomas y diferentes ocasiones) "por qué te caigo mal, ...soy una persona..." y con todo el tema de la dignidad humana y eso despierto sin sentirlos tan alejados y pesados como los sentía antes del sueño.

¿Estaré necesitando Psicomagia?


domingo, 2 de noviembre de 2008

Creyentes


He comentado otras veces acerca de la verosimilitud de los mensajes como requisito para que el receptor los acepte. Pero hay algunos que se aprovechan y, tomando elementos que parecen ciertos, arman una tremenda historia más mula (trucha) que el cuento del vendedor del Santa Lucía... por eso muchos y muchas se creen los mail que anuncian el fin de hotmail, o de messenger, o de facebook, o compran la crema que hace crecer las pechugas (!!), el blanqueador de dientes instantáneo, el condorito bailarín y el Ginsu 2000. El fin de semana fue el turno de conversar de la "araña camello", una historia tan fantástica que quien la contó tuvo que citar su fuente.

jueves, 30 de octubre de 2008

Aviso


De utilidad lectora.

Estoy en mi casa paterna en estas fechas, así que es muy probable que no postee antes del lunes. Muchos saludos desde Aconcagua.

miércoles, 29 de octubre de 2008

Cosas locas


Anoche, conversando con Estudioso, me comentaba que el tema de mi post también salió ayer en un diario, pensando que esa había sido mi inspiración. Buscamos el artículo, que estaba en un diario que no leo con frecuencia (que no leí ayer, por ejemplo) y era cierto: se trataba de los carritos de jugo. Mi inspiración en realidad fueron los carritos que veo todos los días y una botella de néctar que vi en la mañana tirada al lado de un árbol.
Sé que es muy probable que las personas veamos y pensemos cosas parecidas, pero que lo publiquemos el mismo día me parece, al menos, divertido. Es como cuando te acuerdas de una persona que no ves hace años y en pocos días te la topas en la calle. Como cuando vamos a juntarnos con alguien y andamos vestidos iguales (mismos colores en el mismo orden, como polera verde pálido de manga tres cuartos, pantalones grises con bolsillos a los lados y zapatillas cafés). Como cuando decimos la misma palabra al mismo tiempo. Como cuando pensamos en llamar a alguien, agarramos el teléfono y no alcanzamos a marcar porque nos está llamando.
El momento preciso.




martes, 28 de octubre de 2008

Juguitos


Los que lean desde España deben saber que hablo de zumos de frutas.
Desde el año pasado han proliferado los carritos de jugos, primero tímidamente en algunas esquinas, principalmente en barrios "de oficinas" (como en Providencia) hasta cerca de colegios, estaciones de Metro, oficinas tipo Registro Civil , Tribunales y Hospitales. Primero eran sólo de naranja, ahora también ofrecen de pomelo (toronja para lectores internacionales). Algunas personas llevan otros ya preparados de frutilla (fresa) o piña (ananá).
Creo que es una buena costumbre tomar jugos. No soy devota de Jack La Lanne, pero en mi casa (la de mis padres) son mandados a hacer para preparar jugos (tanto es así que ya cumplí mi cuota de vida de jugo de melón, ya no tomo). Cuando vivíamos en la casa de mi infancia, con parrones de uvas de todos los colores (los de uva, no los del espectro cromático) el jugo de uva era la especialidad de mi hermano mayor. Lo tomábamos sin azúcar, de lo dulce que eran las uvitas. El que más se parece a ese jugo de la infancia es el Afe. También teníamos unos naranjos, así que el exprimidor fue requete usado. A mi papá le encanta la "vitamina de naranja" (jugo sin agua ni azúcar) yo creo que queda bien poniéndole jugo de zanahoria. Los más ricos de este tipo los hacen en Valparaíso, frente a la Plaza Victoria en el Bogarín (ademas que los sándwiches con alcachofa son de lo mejor). Mi comadre hace un jugo de naranja plátano que causa sensación. En este momento del año y de mi vida mis jugos favoritos son: los "naturales" de Naranja, chirimoya (esos dos juntos también) y frambuesa. Y los envasados de membrillo, ciruela y pera (en ese orden).


domingo, 26 de octubre de 2008

Jornada Electoral


A más de 200 kilómetros de mi lugar de votación y sin posibilidades de ir, por primera vez en todos los años que llevo inscrita (desde 1995, cuando cumplí 18) hoy no voté. Me siento medio irresponsable, aunque tengo una explicación: con nuestros compadres íbamos a ir en patota a votar a nuestra antigua comuna, por eso no nos cambiamos, pero después de que vencieron los plazos para el traslado surgió una complicación laboral, así que al final no fuimos. La comuna en cuestión se quedó con 4 votos menos. Lo divertido es que creo que eran 4 votos para el mismo candidato a alcalde y lo mismo para el concejal. Espero que por estos cuatro sufragios faltantes no haya diferencia. Ya me sentí culpable.

viernes, 24 de octubre de 2008

Profundidades


Esta entrada tiene la onda de "conozca a su candidato". Es medio terapéutica.
Prefiero decir nos que me, pero esta vez voy a usar muchos "me". Prefiero un rollito fiel que vivir a dieta. Prefiero que me escuchen a que me miren, creo en la dialéctica como método, me gustaría saberlo todo, me gustan los "saberes prácticos", como cocinar y hacer reír, soy mirona, escuchona, oliscona, tocona, probona y hurguete. Me gusta escribir en papel. Me gusta inventar historias para contar y sé contar chistes. Siempre he creído que soy más inteligente que linda (hablo con franqueza no soberbia, por favor quiero dejar eso claro). Me gusta conversar.

No me gusta que las personas griten, a menos que sea de contentas. El primer libro que leí en la vida fueron los Cuentos de la Selva de Horacio Quiroga (el de Editorial Quimantú con un dibujo de la Tortuga Gigante en la portada). Soy creyente. Me gustan los cancioneros y cuando chica los usaba para aprenderme las canciones y me encanta cantar. Me gustaría hablar más idiomas. Creo que mi hijo es inteligentísimo y hermosísimo como persona. Me gustaría ser millonaria para ir a todos los conciertos que quiera en el mundo y tener todos los libros que me gustan. Lloro con las películas y algunas canciones.

No me gusta que me digan lo que tengo que hacer, a menos que pida instrucciones (que tienen que ser detalladas). No me gustan las guatitas ni los mariscos. No me gusta la fanfarronería, ni los chamullos. No soy buena haciendo aseo. A veces critico mucho. Me cuesta decir "no". En confianza soy garabatera. A veces me siento tonta porque siempre pienso bien de las personas.

Admiro a los valientes, a los consecuentes y a los artistas. Gracias por leer hasta el final.




miércoles, 22 de octubre de 2008

La veta cebolla


Está ahí, oculta, latente: La veta lacrimosa de las canciones cebollentas. Hoy escuchaba música en la micro y sonaba "Used to be my life was just emotions passing by, then you came along and made me laugh, and made me cry... you taugh me why". Pucha que son cebollentos los gringos. Pero como que pasa piola porque en inglés "suena mejor", ja ja ja. Se notan menos los sollozos desesperados y los lunáticos medio sicópatas. En castellano como que es demasiado visceral. Aunque está más socialmente aceptado si la canta algún italiano.
Si seremos bestias... porque si te gustan las canciones románticas en cualquier idioma te gustan y ya , ¿qué tanto?, chao culpabilidad.






domingo, 19 de octubre de 2008

Donde Fueres


Siempre me sorprende la capacidad de adaptación que tenemos los seres humanos, atentos a reconocer algunos elementos en las personas y lugares y aplicarlos al comportamiento. Un caso llevado al extremo son los humoristas imitadores y los que van un fin de semana a Mendoza y vuelven hablando che.
Yo creo que muchas veces lo hacemos inconscientemente y es un mecanismo de defensa para no demostrar vulnerabilidad (para no andar con un cartel que diga "no soy de aquí"). Siempre que voy a un lugar que no conozco mucho y encuentro señales de alerta de que puede ser peligroso, trato de demostrar (con el lenguaje corporal) que sé perfectamente lo que estoy haciendo o dónde voy. Si estoy muy perdida, me acerco piolamente a un kiosco o negocio y pregunto dónde queda la calle tanto. Me carga parecer turista, aunque lo sea. Será que valoro el no llamar mucho la atención en todo orden de cosas.
Es como cuando he tenido que ir a sacar plata al banco, voy con una ropa común y corriente, con un bolsito poco llamativo y me fijo que no haya gente viendo cuánta plata saqué. Suena a persecución, pero imagínenme en mis tiempos estudiantiles yendo al banco cerca del Mercado en Valpo a buscar la única plata que tendría en el mes... tuve que inventar un sistema para evitar a toda costa los asaltos o las aperturas de mochila, tan comunes en Uruguay con Yungay.


viernes, 17 de octubre de 2008

Dificultades técnicas


Algo le pasa a GCast que no he podido subir los podcasts. Es un problema totalmente ajeno a mi voluntad. Tengo todo grabado, esperando subirse.
Gracias por su atención y comprensión

miércoles, 15 de octubre de 2008

Investidura


Gracias a la tecnología del chat, conversaba con Gi, que hace poco juró como abogada y fue investida por la Corte Suprema. Pensaba cómo una ceremonia o unas palabras cambian el estado de las personas. Se podría decir que les dan poder, o los cambian. El Discurso ceremonial en acción.
Es raro si uno lo piensa, tiene que ver con la confianza y el poder (A propósito, qué harto he escuchado de Michel Foucault estos últimos días). Se necesita que los participantes creamos en el que está hablando, como en el oficial cuando declara a una pareja "marido y mujer", que alguien le haya dado la capacidad para hacer estos cambios y que éstos se respalden con algún documento para que tengan validez ante los demás. Los humanos somos bien de ritos y ceremonias, aunque pasen los siglos.




lunes, 13 de octubre de 2008

Dulces


Pucha que son ricos los dulces.
¿Quién se resiste a una torta de milhojas casera con manjar de verdad? (el de leche condensada o manjar blanco de leche fresca)
¡Yo no!, pero como que me dolían los dientes cuando comía cosas muy dulces. La dentista me revisó y me dijo que tengo que usar una pasta específica para solucionar eso, ¡yupi!... cuidado, Nutella.


sábado, 11 de octubre de 2008

Volver a ver


Hay cosas que vale la pena volver a ver. No es que esté pegada con TCM, pero de repente me dan ganas de ver de nuevo una película, un recital o una foto. Como que de repente uno necesita escuchar un tipo de música. Es raro. Cosas que te hacen acordarte de otro tiempo, de una sensación específica (puede ser pena o alegría) o de alguna persona. Nuestro cerebro es complicado y tiene formas extrañas de hacer conexiones.
Estos días ando con ganas de escuchar como a Tracy Chapman, o Rita Lee.


jueves, 9 de octubre de 2008

Un sonido


He hablado de sabores en varios posteos anteriores. Hoy quero hablar de sonidos, de los sonidos agradables que nos traen recuerdos. Como cada vez que escucho una batidora y pienso en la torta de merengue con lúcuma que hace mi mamá. Como en un abrazo apretado que deja escuchar el latido del otro. Como un papel de regalo abriéndose para revelar una sorpresa. Como cuando te dicen "sí". Como las risas de guagua. Como escuchar en vivo un piano de verdad. Como el viento que se oye arriba de un cerro. Como un papel prepicado al separarlo. Como la palabra "mullido" (que me gusta mucho). Como las patitas de mi perra cuando corre a saludarme. Como la campanita de una máquina de escribir al terminar la línea. Como las voces tan lindas de Aznar, Billie Holiday, Bosé recitando y mi hijo cuando tenía casi dos años y cantaba "Caballito Blanco". Como cuando me escuchaba en la radio (mis programas imaginarios grabados cuando chica y mi lindo programa proyecto del 2005).



martes, 7 de octubre de 2008

Turista Gastronómica


Una fiesta, una visita, una junta familiar: todo tiene como denominador común una rica comida.
Ya lo dije antes, pero se los recuerdo: me encanta salir a comer, hablar de comida, cocinar y probar cosas nuevas. Aunque me gustan los "bocadillos", prefiero la comida-comida. Creo que Narda Lepes es un ejemplo a seguir.

Soy la reina de los conchitos (como llamamos en Chile a los restos de comida o bebida), compulsiva agarradora de ollas y sartenes, que, cuchara en mano, ataco para sacar hasta el último raspadito, le doy la pelea a cualquier bol que me interese. ¿Golosa?...¿Comilona?, No, ¡Soy la Señora Pac Man! Guaca-guaca-guaca-guaca-guaca-guaca

lunes, 6 de octubre de 2008


Me gusta más que el café, y eso que empecé a tomarlo de grande (cuando chica era pura leche con Quick de frutilla). Es muy agradable cuando vas de visita y te ofrecen un té rico, no me refiero solamente a los aromatizados o de frutas, sino también al de tetera con canela, o con cedrón, o con unas gotitas de limón.
Esos tecitos de tardes (o mañanas) de estudio, de conversas amistosas después de almuerzo, de media tarde con frío o de mañana esperando que abran una oficina.
La "Hora del té" tiene algo cálido, como de evento especial.
Tomarse un té con alguien no tiene la misma connotación del café; el café es más informal, de calle, el té es más familiar, de casa.
Creo que uno toma té con las personas que conoce más.
A mi marido le gusta comer sándwiches o pizzas acompañados con té, es como costumbre estudiantil de terminal.
Yo soy capaz de tomar un jarro como de medio litro con té.



sábado, 4 de octubre de 2008

Más fotos


Con la campaña municipal desatada tenemos las ciudades llenas de fotos de hombres y mujeres que con su mejor cara tratan de invitarnos a votar por ellos.
Creo que los asesores comunicacionales y publicistas eligieron entre las mejores fotos la de su afiche... ¿cómo serían las otras?. Cerca de mi casa hay una candidata que parece que le estuvieran apuntando con un rifle por la espalda y un señor sonriente con un halo blanco de santidad que lo rodea, cerca del colegio de Estudioso Jr. uno con cara de dolor de estómago (además muy muy amarillento) y otro con ojos de cordero con pestañas largas y crespas, muy poco varonil. Hay uno de un gordito que apenas cabe en la palomita, jeje, como que quedó con los brazos tiesos para encajar justito...
He visto afiches de hombres acogotados por una corbata y otros de sonrisa tranquila y aire más relajado (ese afiche lo vi en Los Andes). Para que no me acusen de intervencionismo electoral, no daré nombres, pero quiero dejarles otra inquietud: ¿se han fijado en esos slogan que quieren sonar como un juego de palabras inteligente y son terriblemente malos?. Prefiero los que son más directos y sencillos que resaltan un atributo del candidato, sea su experiencia en el trabajo, su juventud o una idea fuerza (como el candidato del "¡trabajo, trabajo, trabajo!"en una elección anterior).
Debe ser raro andar viéndose la cara en todas partes.
Bueno, si no han visto afiches les aseguro que pronto los verán, y muchos, así son las cosas en época de elecciones.

viernes, 3 de octubre de 2008

La foto carnet


Fui a renovar mi carnet . Todavía no lo puedo ir a buscar porque el Servicio de Registro Civil está en paro. Pero bueno, quería hablar de las fotos de carnet. La primera, que era en blanco y negro, me gustaba harto, cuando renové tuve que aguantar una cara ladeada y poco sonriente varios años. La que me sacaron ahora me gustó harto. No porque salga linda, sino porque me reconozco. ¿Les ha pasado que tienen una foto favorita y no es por lo bien que salimos sino porque es como nosotros nos auto vemos?
Las fotos de los pases de la Universidad eran más chicas y era como un ritual anual cuando iba a sacármela.
Me gustan los álbumes de fotos.


jueves, 2 de octubre de 2008

The Bitch is back


Piensen lo que quieran pero me encanta Elton John, desde sus canciones más movidas y ultra bailables (tipo "I´m still standing" o "Don´t go breaking my heart") hasta las más melosas.
Una de mis favoritas: "I guess that´s what they call it the blues". "Sorry seems to be the hardest word" es maravillosa cantada por Pedro Aznar, George Michael cantando "Don´t let the sun go down on me" también me gusta. El "Pinball wizard" con esos bototos gigantes y el gorro de lana con una bola de metal como pompón... ( es muy chora la película, entre paréntesis).
Que venga nomás.
A Madonna la dejo pasar, pero a Elton John no me lo pierdo.


martes, 30 de septiembre de 2008

Anotaciones de primavera


Siempre después del 18 los kilos de más y la chicha ingerida nos provocan efectos extraños. Cual Bridget Jones nos proponemos metas para alcanzar antes de fin de año.
Muchas de ellas sólo se quedan en el impulso, en la buena intención. Pero otras resultan exitosas. Así que no hay que perder la esperanza, tirarse con un proyecto nuevo ... veamos qué pasa.


lunes, 29 de septiembre de 2008

Los Helados

Ahora que se empieza a desatar el calor, aumenta la oferta de helados en las calles micros, negocios, salones de té y casas. Aunque en nuestra familia somos heladeros todo el año, agradecemos el aumento de variedad que traen los calores.
Mi helado favorito ahora es el de yoghurt con frutas, el de bocado (pero el de verdad-verdad) y el de arándano que venden en el super.
Queda exquisito juntar una leche evaporada fría y batida con un pote de puré dulce de lúcuma, como para lucirse con la suegra.
También es muy bueno con frambuesas y leche evaporada.
O damascos bien maduros con leche condensada.
Si quieren tomarse un helado para recordar el resto de la vida, cuando anden por San Felipe vayan a la Fábrica Olguín, a una cuadra de la plaza (pregunten, es conocido) y se mueren con los pedazos de fruta que te salen en los helados, el bocado cremoso, el chocolate, las lúcumas... uuuyy, ya tengo que ir luego a darme una vueltecita por allá.

sábado, 27 de septiembre de 2008

Tupido


Normalmente se usa para referirse a algo muy densamente poblado (un bosque con muchos árboles, por ejemplo), pero yo me refiero a cuando algo o alguien no puede hacer las cosas, se le olvida algo, se le traba la lengua, se bloquea mentalmente o simplemente se atonta. Como le ha pasado estos días a mi conexión de Internet.