jueves, 13 de noviembre de 2008

El engaño de la Coca Cola


Fíjense cómo un inocente título puede prestarse a confusiones. No tengo nada en contra de la compañía que fabrica esta bebida, voy a hablarles de una consumidora pillina.
Hace poco estaba en un parque esperando que fuera la hora para ir a conversar con alguien de un posible trabajo estable. Escuchaba música (un poco de swing en ese mismísimo instante) cuando una señora mayor, gordita y alta se sentó al lado mío con una Coca Light en la mano. Pueden ser especulaciones mías pero creí que era diabética o al menos estaba a régimen. Bueno, la señora se sienta, pone su botella al lado, saca del bolso otra Coca, pero de la normal, con azúcar, y procede a su ritual engañero: rellena la botella de Light con la bebida normal. Entonces si algún familiar-preocupado fiscaliza sus consumos se encuentra con una bebida "de las permitidas" sin saber que la viejita hizo su trampa. Pero, para el fiscalizador agudo no sería tan difícil pillarla, porque se equivocó y confundió las tapas, dejando en la basura la botella normal con tapa light y llevándose su fraude gaseoso con tapa roja.

9 comentarios:

pez dijo...

Jajaja me mataaas, pero qué señora más deliciosa.

Aunque totalmente errada en la vida, la coca normal es re dulce (y mala, a no ser que sea acompañando un pan con queso). Va a tener millones de caries, además de diabetes.

Pero igual, la amé.

Sebastian Norris dijo...

A, pero que tieneeee.
Si la señora tiene diabetes, tarde o temprano la van a cortar por presas.
Asi que no es malo aprovechar de disfrutar la vida antes que la faenen, le venga un coma o se muera de una con un shock.

Y si estuviera a dieta...
mejor que no baje. Despues le cuelga el delantal y viene la depre.


A proposito, el otro dia probe la Coca Zero, que nunca habia tomao.
Y es igual.
La zero la llea.
Ademas que es como moderno eso de Zero asi con Z.
Tiene cualesquiera onda.

Que tis bien Ñoña.
Babai.

Anónimo dijo...

Oye es bien peluo eso de andar espiando a la gente, y suponiendo cosas además, acaso ella no querría engañar a su hijo o marido enfermo?, y que la cosa no fuera para ella?, es más, acaso fuiste testigo de un intento de homicidio?, total los deabeticos se ponen arto lateros con su genio..., quizas este país este lleno de homicidas fustradas...

Aureliana dijo...

Jajajaja... qué típica conducta femenina!!

Ñoña memoriona dijo...

Mi historia se basa en observaciones y suposiciones, como las de los detectives de las novelas, (y de la tele, aguante Morse y Verónica Mars) jaja.
La señora se fue tomando la bebida, pero capaz que era una discípula del mal e iba a darle azúcar al marido diabético... guaaa, qué mala, como de teleserie.
Prefiero pensar que era una pillería para que no la reten.
Saludos a todos y todas

Anónimo dijo...

es que en este país esta´n de moda las quintralas pho!

Tati Cárcamo dijo...

La señora pillina, pero torpe.
saludoos :D

Maximo Valencia dijo...

Puede haber tenido otro trasfondo su actitud. Pero quien sabe!

Ademas la coca lait es super mala, por lo menos en la piscola queda horrible.

un abrazo!

Ñoña memoriona dijo...

Piscola light no es buena, a lo mejor la señora iba a tomarse una.