miércoles, 29 de julio de 2009

Es como una persona


Mi perra es como una vieja chica reclamona. Exige que le den lo que quiere, no le importa retarnos en la calle (con unos ladridos-aullidos como "bou uou uou"), se pone cariñosa con los invitados y odia las patinetas. A veces amanece de malas y es estresante sacarla a la calle. A veces anda ultra regalona y llora si alguien se le pierde de vista. Tiene un reloj escondido y siempre sabe cuándo es hora de su paseo y de su comida, y no es tolerante con los atrasos. Pucha que me parezco a mi perris.

6 comentarios:

Exequiel Ortega dijo...

me recordaste a mi perrita que es ultra-regalona e intolerante con los extraños

aldeatrapo dijo...

tambien te pones hediondita cuando te estresas??

Ñoña memoriona dijo...

jajaja no me he dado cuenta...

Francisca dijo...

Uyyy mi gata es una beba, pero a veces tb. se me pone vieja mañosa :D
Saludos!!!

pez dijo...

Uh el Húsar de la Muerte, mi ilustre can, también se pone cariñoso con los invitados. Pero no es una vieja chica. Es un joven grande e impetuoso. Las piernas de los invitados sufren con el amorío canino del terror.

Bien bonita la perrita.

Aureliana dijo...

Mmmm... mis gatas son iguales. Es que por muy animalitos que sean, y aunque digan que no tienen "inteligencia", están cargados de personalidad...