miércoles, 6 de enero de 2010

Todos tus silencios

Es difícil despedirse. Hacen falta palabras. Nos hacen falta tus palabras.



6 comentarios:

Javi dijo...

Hola mi querida amiga. Hace tiempo que no pasaba por aquí, bueno, hace tiempo que no paso por muchos blogs amigos. Pero acá me tienes, comentando nuevamente sobre tus entradas. Aunque, para ser sincero, ésta no la entendí mucho que digamos, así que no esperes mucho aporte de mi parte, porque no lo seré esta vez.

Ahora bien, entendí que es difícil despedirse de las personas amadas. Entonces, te puedo decir que entiendo perfectamente a lo que te refieres. Sin embargo, déjame decir, que el recuerdo siempre brillará en nuestros corazones como un sinfín de palabras en nuestros oídos ;-D

Ahora, si estoy muy perdido en la apreciación, nada más me lo haces saber.

Te dejo un abrazo cariñoso.

Ñoña memoriona dijo...

Gracias, la idea es despedir a alguien querido que partió del mundo sin explicaciones. Sé que sigue en nuestros corazones, pero igual da harta pena.

Romina Olivares dijo...

No sabemos por qué se fue, por qué no hicimos nada, por qué no sabiamos, las desiciones a veces duelen, como dije creo que hay que ser muy valiente para decir morir... solo nos queda recordar y pensar que era su tiempo, todo tenemos un tiempo en este mundo y quizas ese fue el del...

Se siente dolor, pena, tristeza... pero dejarlo descanzar es pensar en que esta mejor...


Atte

Yo

Ya Tú Sabes dijo...

Hasta Siempre. Cuida a los que nos quedamos, ángel de mirada celeste.

Anónimo dijo...

que pena, a mi tambien se me caen pedazos cuando me despido

Anónimo dijo...

me da pena todavía