domingo, 14 de marzo de 2010

Grietas


Las grietas son como las cicatrices. Muestran que pasó algo, que no alcanzó a rompernos, pero dejó marcas. Las células siguen creciendo y renovándose, pero las cicatrices nos acompañan para siempre.
Somos un país agrietado. En lo visible y en lo invisible.
Las heridas cicatrizan y las marcas son el testimonio de que existieron. Para que no olvidemos.

Para reconstruir hay que conocer los materiales y la base que nos forma y hace lo que somos.

Juntos.

¡Fuerza Chile!

7 comentarios:

Natalia Lepe dijo...

sin duda lo que ha ocurrido deja grietas profundas, el remezón agrietó hogares, nuestros patrimonios, nuestros caminos, pero jamás agrietará nuestro espiritu.

Anónimo dijo...

Cicatrices que llevamos en el alma

pez dijo...

Ay estimada qué linda reflexión, ¿puedo pedírtela prestada para ilustrar?

Francisca dijo...

Hay cicatrices q quedarán para siempre, son imposibles de borrar. Espero que queden en nuestras conciencias y en nuestras ganas de hacer que nuestros sistemas de reconstrucción y emergencias sean más eficaces...
Saludos!
Fran

Maximo Valencia dijo...

muy buena reflexion. a mi me pasa que aun no siento en el pasado lo ocurrido, como que es aun una herida viva que muy lento se va volviendo cicatris.

saludos!!!

Ñoña memoriona dijo...

Dibuje nomás, colega bloguera

Daniel. Te invito a visitar http://eldeportero.wordpress.com dijo...

El terremoto desnudó grietas profundas en nuestra sociedad, que en algún momento podrian llegar a explotar, si no se solucionan.
Saludos