domingo, 12 de septiembre de 2010

Horizonte

Qué rica esa sensación de empezar un camino, vislumbrar oportunidades, prepararse para cosas nuevas. 

De repente tener conciencia de que la vida se mueve y nos ofrece algo nuevo, una oportunidad de empezar, de inventar, de creer y de crecer. 

Me gusta imaginar posibilidades y prepararme para lo que vendrá. 

Darme cuenta de todas las personas que se mueven a mi alrededor, que se dieron un tiempo para preguntarme cómo estoy y me ofrecieron su apoyo con un rayo de luz directo desde arriba, me hace sentir agradecida. 

Datos, números y coordenadas que mis compañeros exploradores (de la vida) me dieron para que dibuje un nuevo mapa. Amigos que me regalaron la brújula, la cantimplora y los calcetines, me aconsejaron cómo ordenar la mochila y me animaron a seguir...

¡Mil gracias!. Les iré contando cómo va la nueva expedición.

5 comentarios:

yop dijo...

Si te sientes así debe ser un hermoso viaje... pero solo por las dudas... me perdí de algo??? un gran abrazo

yop dijo...

... Felicidades!

..::ChIqUiTiTa::.. dijo...

excelente tema!
hahha yo te entiendo es rico saber q parece q cuando uno esta mal, en realidad no es eso, es una oportunidad de reinventarse. y q mejor q con la ayuda de los amigos :)

Francisca dijo...

Johnny Nash!! :D increíble, me encanta! :D Mucho éxito en lo que se viene ;D, que lindo es volver a empezar
Saludos!
Fran

Ñoña memoriona dijo...

Gracias por las buenas ondas.
Un abrazo