lunes, 16 de marzo de 2009

Hojas secas


El crujir de las hojas secas es señal de otoño. Más que las noches frescas o que oscurezca más temprano.

Hojas crujiendo, noche iluminada por la luna. Se agudiza el oído y cualquier ruido parece sospechoso.

A veces pasan cosas raras, se escuchan aullidos en la noche, y no precisamente de perros.

Como diría el viejo de Alejo y Valentina: "Está poseiiiído".

3 comentarios:

Anónimo dijo...

jajaja tengo chaleco viteh?

..::ChIqUiTiTa::.. dijo...

jajjajja el viteh lo tengo tirrible de pegado asi pa´ (junto con el asi pá viteh?)
love de otoño! :D

Ñoña memoriona dijo...

y después nos tomamo´un café