jueves, 12 de marzo de 2009

Pecho inflado


Por esas cosas de los días que uno pide libres, previa negociación con el respectivo "jefecito", anduve por el centro en horario de oficina. En los alrededores de la Moneda me sorprendió una estampida de fauna snob (o los progres alternativos intelectuales, o los "soy mejor que tú") que abunda por esos lados.
Me sentí como en un especial de National Geographic. Las mismas miradas de los barrios "cota mil". Apariencias al por mayor.
Varias veces me sentí incómoda.
Debe ser que con los años me están dando alergia las cosas poco naturales.
Pucha que eché de menos la provincia.
Pucha que eché de menos una mirada sencilla, pero acogedora.

5 comentarios:

Ya Tú Sabes dijo...

Hay mucha gente que se cree la raja, no te dejes desanimar

Anónimo dijo...

jajaja, cota mil

Francisca dijo...

Oh!!! pero no caxo, iban onda de terno y corbata?? o eran como todos cool???
Ánimo!! no importa las miradas ajenas, solo las cercanas :)

Daniel dijo...

En Chile varios se creen superiores, pero la verdad es que no saben que aquellos que son mejores de verdad, muchas veces son los más humildes.
Saludos

Ñoña memoriona dijo...

No es que todos fueran cool, pero la mayoría se rejuraba mejor que el resto. Es cierto que los que importan son los que están cerca y muy cierto que mientras mejores, más humildes. De todas maneras me incomoda ese culto a la apariencia y el creerse mejor que otros.
En el Centro Cultural del Palacio de La Moneda no te dejan usar el baño si andas con polera de Congreso y zapatillas, pero sí si andas con trajecito de dos piezas o si acompañas las bermudas con una cámara grande colgada del cuello. Es raro.
Por suerte todavía hay personas que te tratan bien, no se fijan en lo que uno tenga puesto y no hacen diferencias entre las viejas pitucas y los gorditos de polera. Por eso volveré siempre que pueda a Les Assassins (bueno, además porque la comida es muy rica).