viernes, 30 de enero de 2009

Gracias, Copesa



Por darnos algo para sonreír cada día.

Así que ahora tiene las manos tranquilas... eso quiere decir que suele tenerlas movedizas, ¡Eh, pillín!
Otro que disfruta de una actitud pololera (frase de Pez, que puede leerse en comentarios de este mismo blog), según mi interpretación. Feliz la Martita entonces.

2 comentarios:

Ñoña memoriona dijo...

Porque si dijera "tengo las manos y mi conciencia muy limpias" ahí sí se entiende otra cosa. Pero al decir tranquilas, uno al tiro asocia las manos a una intranquilidad de diferente naturaleza, jejeje.

pez dijo...

Jajaja con razón anda con la cara llena de risa la doña Larraechea. ¡Ahí estaba!