jueves, 25 de octubre de 2007

Esas palabras


Sin ser lingüista o filóloga me interesa saber cómo hablamos, creo que las palabras tienen un peso que va más allá de la cantidad de tinta que se necesita para imprimirlas, me gusta saber el origen de los términos y expresiones porque, sin ser maniática, me gusta hablar y escribir bien. Hoy escuchaba a una señora, adulta mayor, hablando del "tipeo" de un documento y pensaba en todas las palabras que hemos pedido prestadas de otros idiomas, desde el "reseteo" del computador al coloquial "echar un luki".
Aunque no pienso igualarme a los profesores Banderas, Campusano o Rossa, esta curiosidad me llevó a aprender que los macabeos eran un matriarcado, por ejemplo.
Encuentro entretenido revisar enciclopedias y diccionarios (sí, soy una ñoña), cuando tengo dudas acerca de algo, me salva la RAE (que limpia, fija y da esplendor) y Larousse ha sido mi amigo desde chica (una amiga del colegio, la Claudia, me decía "Pequeña Larousse").
Aprendí a leer sola a los 4 y me sigue gustando juntar palabras, leo de a 2 libros por vez , me desvelo por saber el final de un capítulo y a veces escribo, aunque me da vergüenza mostrar.
Ya que estoy confesándome... también veo el Film and Arts y participo en todos los concursos.
Letras y músicas: giro alrededor de ellas.
Palabras, palabras , palabras, cantaría Dalida.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

No sabía de eso de los macabeos ahora entiendo la canción
Me gustó lo que escribes que lata que estés "eternamente desempleada" como dices.

Ñoña memoriona dijo...

Gracias por el apoyo. Eso de los Macabeos me daba vueltas porque no le encontraba razón, hasta que le pregunté a alguien con formación teológica y bíblica, quien aclaró mi duda