viernes, 6 de junio de 2008

Silvestres


Visitábamos hace un tiempo a nuestros compadres que se cambiaron a una casa "en las afueras", con árboles frutales y mucho- mucho espacio. Me regalaron cedrón, hojas de laurel y membrillos (gracias de nuevo).
Me gustan las cosas que pueden recogerse, como higos y brevas (dependiendo de la fecha), nueces, moras (mmm), frambuesas (doble mmm), granadas, naranjas, ciruelas, paltas, limones, uvas blancas, rosadas y negras (con pepas, recién cortadas de un parrón familiar), manzanitas ácidas, hojas de menta, maquis, los huevos-de-verdad, y todas esas cositas que, aunque a veces tengan un poco de tierra, no tienen pesticidas ni tratamientos, aparte de venir con una capita de recuerdos.
En la primera casa que vivimos en Lolol crecían moras-frambuesas (boysenberries) en el patio.
En mi casa de la infancia, donde ahora está la compañía de agua en Los Andes, había hasta un olivo, pero lo que más recuerdo son esos jugos de uva veraniegos, que no necesitaban azúcar y que siempre eran distintos, dependiendo de la proporción de uvas rosadas, negras o blancas que tuvieran.
¿Qué cosa de ese tipo les trae recuerdos?


4 comentarios:

Ya tú sabes dijo...

Los membrillos, para comerlos con sal

Anónimo dijo...

el jugo de naranja pero el de esas con pepas y mas ácidas

Anónimo dijo...

p*ta que wena la canción!!!!!!!

Alex dijo...

Las zanahorias, lechugas, membrillos, uvas, tomates y otras cosas que plantábamos en mi casa.
Puta madre que eran distintas a las del supermercado.