sábado, 21 de junio de 2008

Cocinar


Es celebrar, agasajar, compartir, regalonear. En mi casa todos cocinamos y nos gusta recibir con algo rico a los amigos que vienen de visita.
Compartir recetas es dar un tesoro, uno cotidiano pero que podemos disfrutar cada vez que preparamos eso que aprendimos con alguien.
Vengo de una familia cocinera, con padres y tíos buenos para los menjunjes.

Una de las entretenciones que teníamos con amigas cuando chicas era hacer queques y galletas, desde entonces fui entrenando el ojo para las masas, los tiempos de cocción, el punto del almíbar, cómo unir los batidos con harina para que no se bajen, cómo hacer huevos revueltos cocidos (sin "mocos") pero mojaditos, salsa blanca, mermeladas... y un largo etcétera.
Me gustan los libros de cocina.
Reconozco que soy super tentada respecto a las comidas, y si ando con antojo de alguna cosita, la preparo, lo que no es para nada diet.


3 comentarios:

yop dijo...

aaa, ya se por qué no me dejaste hacer los huevos revueltos!!!!! para que no quedaran con "moco". taban riquísimos!!!

yo tb dijo...

me gusta mucho cocinar, especialmente para comer acompañada. Me inclino más por las comidas saladas, para los dulces, puedo ensuciar todo lo que está en la cocina, demorarme toda la tarde y conseguir una masa dura, siempre creo que le falta un poquiito, bueno, a practicar no más una de mis virtudes..... ser.. una shef en la cocina...

Ñoña memoriona dijo...

Es entretenido cocinar y comer acompañados...