martes, 12 de febrero de 2008

Como un ave que retorna a su nidal


Así es, volviendo de a poco en el día de mi santo. De verdad me hizo bien el verde del sur, el agua y el aire. Echaba de menos ver las estrellas tan nítidas. De a poco me iré enchufando con la actualidad (no es que haya estado aislada, pero miré todo con otros ojos) para ir hilvanando ideas.
Aunque no puedo dejar pasar el 10% de recorte a la energía eléctrica, las próximas visitas de
Stewart y Dylan (Rod y Bob para los amigos, casi como los hijos de Flanders), la avioneta loca en Costanera Norte, y cómo de a poco nuestras conversaciones se van festivalizando.
Gracias por seguir leyendo y opinando.
Ñoña hay para rato

2 comentarios:

SoL LuNaR dijo...

Monoblogeando con los webos colgando....en fin, que no queria dejar este post sin comentarios.
Que viva la pepa y...que mucha luz, ñoña :)

Ñoña memoriona dijo...

Ja ja ja