lunes, 18 de febrero de 2008

Denominación de origen


Después de leer la historia del malhumorado Jack Daniel (Mr. Jack, como le dicen) y su producto, que no es bourbon, sino whiskey Tennessee, me estuve acordando de todas las cosas que se llaman como el lugar de donde vienen: tortas curicanas, dulces de La Ligua, el Champagne (el de la región con ese nombre, no los espumosos o champanoise como genéricos), jamón ibérico (hecho con unos chanchos medio feos), queso manchego (de ovejas más lindas que los chanchos ya nombrados), chicha de Los Andes (también Santa Teresa de Los Andes) y el controversial pisco.
La gente podría también llamarse según dónde nace (yo sería de Santiago) o dónde vive (entonces sería Santiago, Los Andes, Valparaíso, Lolol, Santiago, pareciendo un recorrido de micro). Ya pensaron lo mismo los Beckham poniéndole al hijo como el lugar donde lo concibieron (Brooklyn).
Si las personas se pusieran a rebuscar esos detalles habríamos muchos "de la cama", "de la mesa de la cocina", "de la cómoda", "del motel de mala muerte", "de la alfombra rasposa", "de la silla coja que hubo que cambiarle el tapiz", "de no me acuerdo exactamente porque tomé mucho whiskey Tennessee"... suenan como títulos nobiliarios.

1 comentario:

coca dijo...

siempre estamos hilando las cosas con el lugar que nos recuerda, aunque no sea a nivel internacional, a nivel doméstico también se dá, por ej. el postre de la nonna.