martes, 26 de agosto de 2008

¡Todo mal!


La gente suele usar siglas y abreviaciones para todo, desde los nombres de los kioscos, tipo SeryPam, Caryvon, etc. hasta los nombres de sus empresas, organizaciones o grupos (aparte es el comité de agua potable "Rural"). A veces, la minoría, dan en el clavo y el nombre pega, pero otras se equivocan medio a medio.
¿Ejemplos?, claro que sí.
En la sexta región existe una empresa de buses de turismo que se llama... SEXTUR, jajaja, la primera vez que los ví pensé "¡¿Y qué tipo de viajes hacen éstos?!".
Bueno, otra muestra: cerca de donde vivo se desarrolla robustamente el boom constructor de departamentos, así que casi todos los días veo la betonera (esos camiones que llevan cemento dando vueltas) de la empresa TRANSEX. ¿Será requisito para los choferes andar con panties y calzones con vuelos?
Una red de salud: PALO, que unía a las comunas de Paredones y Lolol.
Dan para el Proyecto Cartele.



7 comentarios:

Ya tú sabes dijo...

Una buena madre no dejaría a su hijo adolescente andar en esos buses...

Sebastian Norris dijo...

Hola Ñoña.

No se me ocurre alguna marca como las que dijiste.
En todo caso el chileno le ve lo feo a cualquier cosa. Si no es necesario que sea tan explicito.
Ahi tenis a Polpaico.
Siempre que uno ve al caballero se caga de la risa.
Y no dice pal pico poh...
Dice clarito Polpaico.
En fin...


Que estis bien Ñoña.
Becho becho.
Babai.

Ñoña memoriona dijo...

Siempre pensamos mal, por eso los que hacen marcas deberían tener doble cuidado.
Saludos

Exequiel Ortega dijo...

tú lo has dicho, hay que tener cuidado con las iniciales

..::ChIqUiTiTa::.. dijo...

yo nunca habia pensado mal de polpaico.
:(

Isaakovich dijo...

El peor de todas las marcas es la del Instituto Iplacex (tambien cococido como Iplasex)...
no le podi poner ese nombre a un instituto...inmediatamente le resta cualquier posibilidad de seriedad...
y el slogan que usan "SER +" es una maldita broma...en fin debe tener alguna relacion con el Instituto Aplaplac.
Cuac.

Ñoña memoriona dijo...

¡Aplaplaclízame!