lunes, 8 de septiembre de 2008

Cambios


A veces es un piropo que te digan que sigues igual (cuando viene de una compañera que no vemos hace tiempo o de una profe), pero cuando te lo dice tu mamá, o tu marido, la cosa cambia.


2 comentarios:

Ya tú sabes dijo...

Igualita nomás estás... pfffff

Ñoña memoriona dijo...

¿Cierto que es diferente?