jueves, 27 de diciembre de 2007

Palabras y geografía


Siguiendo con las reflexiones idiomáticas, hoy quiero referirme a las diferencias y cambios de experimenta la Lengua en las diversas áreas geográficas o cómo se habla diferente en los distintos lugares.
Ayer conversaba con unos amigos sureños de algunas confusiones que debieron superar, como el tema de la "estufa"; en la Región de los Lagos llaman así tanto a la que se usa para calefaccionar un ambiente como la para cocinar. Puede ser porque muchas veces es el mismo adminículo (de combustión lenta) que cumple las dos funciones, sin embargo, el nombre se ha traspasado a los utensilios a gas, provocando algunas confusiones (imagínense qué pensó un sureño cuando le dijeron "anoche prendí la estufa a gas porque tenía frío en los pies").
A mí me pasó que, llegando a estudiar a Viña desde Los Andes (en la misma región y ni tan lejos), me costó entender cuando me hablaban de la "salida de cancha", también hubo algunos problemas con las marraquetas- pan batido-pan francés.
En Colchagua los niños "echan" goles al arco contrario (no los "hacen") y suelen hablar de "tener que saber hacer "algo cuando surge una urgencia u obligación.
Ningún niño nortino (como lo fue mi marido, que ya no es niño más que en el alma) se confunde cuando la mamá le dice que se bañe y se lave el "pupo".
A los de la zona central nos puede provocar problemas llamar "murra" a las moras (puede que pensemos que son frutos diferentes). Suele pasar que no sabemos diferenciar un poncho de una manta, que usamos indistintamente gafas, lentes o anteojos, sin percibir las sutilezas del lenguaje.
¿Pan con cecina, pan con chanchito o sánguche de jamón?

2 comentarios:

c. dijo...

me puse la salida de cancha para bajar al plan al rodoviario, a la vuelta paso a comprar pan batido.. al bollooo!! JAJAJA

Ñoña memoriona dijo...

Hay un cuento del Santiago en 100 palabras que ganó en Valpo el 2004, se llama "Bitácora en Porteñol" y dice: Se puso la salida de cancha y bajó al plan a comprar pan batido y fiambre.

...¡Es Telepatía!