sábado, 26 de enero de 2008

Cabros activos


No sé qué tanta diferencia hará (a la hora de contar) que la inscripción sea automática o no. Las personas, cada vez más desencantadas, prefieren salir a pasear lejos que ir a votar. Los pocos que quedan dispuestos al "trámite" son, en su mayoría, adultos mayores. Eso lo saben bien los candidatos y autoridades, que siempre quieren adjudicarse la autoría de ideas que benefician a ese grupo de edad. Los jóvenes no tienen el mínimo interés en elegir los destinos del país donde viven (eso lo encuentro insólito, porque uno siempre quiere que las cosas se hagan a su manera y ¿cómo lograrlo si el que manda no me representa?) y tengo una teoría al respecto: es porque no los pescan.
¿Qué iniciativas (aparte de las de prevención de SIDA y uso de drogas) van dirigidas a los jóvenes? ¿Cuántos se han preocupado de conversar con ellos de verdad y tomar en cuenta -en serio- sus ideas?. La mayoría de las veces los medios de comunicación (grandes perpetuadores del Statu Quo) pintan a la juventud como unos locos, malintencionados o tiros al aire (fíjense un poco en las noticias) y bueno, tal vez hacen las cosas medio al tun tun, pero hacen cosas. Su vida (por mucho que cueste creerlo después del bombardeo de malas referencias) no es sólo sobajeo y ponceo. Cuando los estudiantes marcharon para exigir respuesta a sus peticiones fue un escándalo de proporciones "que se dediquen a estudiar, es lo que corresponde" dijeron muchos y más de una vez, sin darse cuenta de que lo que hacían es participar en el mundo en que viven, por lo que vale la pena perderse un par de lecciones de aula para aprender una lección de vida. También hubo pillines que se aprovecharon de la situación y apoyaron la causa sólo por perder clases, es un riesgo que se corre en las movilizaciones, pero no dejemos que se eche a perder una buena iniciativa por unos cuantos "mala clase".
*Disculpen que en verano me dedique a temas complejos, es mi naturaleza ñoñística, y debo ser fiel a ella.

6 comentarios:

Alex dijo...

Disculpada.
Ahora mi percepción sobre el tema en particular es que claramente la democracia directa de la que somos parte dejo de representar a los jóvenes desde hace muchos años. Yo voto y tengo una conciencia política clara; pero eso no significa que todos la tengan. Esta carencia de representativdad se debe a que en el aspecto social el modelo neorliberal ha fracasado en cuanto la persona ha sido evaluada por la capacidad de consumo. En si el joven es un mantenido ¿Por qué el modelo debería importarle?.
Además el problema es globalizante, la falta de votantes se debe a la falta de interés de un modelo que simplemente les marca pautas de vida. Hay que nacer, estudiar, salir, trabajar, casarse, tener hijos, morirse de viejo (y con malas pensiones). ¿Qué tipo de interes puede haber en hacer eso?
saludos

Juan Luis Carreras dijo...

Uffff Alex.
Me he topado con tu comentario ahora en esta página y no puedo más que decirte que coincido 100% contigo.
Que bueno que un futuro colega de historia tenga tan "clara la película".

Sobre tu artículo Ñoña Memoriona, me parece muy bueno, creo que tomaste muy bien los puntos para analizar la temática principal.

En fin te agregaré a mis blog favoritos para leerte siempre.

Aprovecho la ocasión para invitarte a pasar a mi blog de literatura:

Aprovecho la ocasión para invitarte a pasar por mi blog de letras:

http://letrasconhistoria.blogspot.com/

franco ferreira dijo...

Y se agradece tu naturaleza ñoñística. O será que yo como periodista la entiendo plenamente? jeje. Qué quieres que te diga. Una vez hace años, en un programa que se llamaba En Debate, de TVN, llevaron jóvenes que estaban inscritos y otros que no. El problema fue que en la elección de los personajes que abogaban por la inscripción para votar, llevaron a puros pelmazos que eran dirigentes políticos o cosas así. Y ahí yo dije, por qué no llevan a alguien como yo y como tantos que estamos muy interesados en votar, pero no necesariamente en pertenecer a ese mundillo político? Y el gran probelma es que muchas veces los medios creen que el votar significa ser parte del mundo partidista. Y no es así. Yo voto a conciencia, desde que cumplí los 18. me encanta hacerlo, pero no pretendo tener ningún tipo de relación con los partidos, más allá del que me permite el programa en que trabajo, dándoles ojalá donde más les duela, jejeje.
En fin, cuidate mucho y muuuuchas gracias por pasar a saludarme en mi cumple. Te cuento algo? Tu saludos me emocionó, porque me cantaste, estadno yo en pta. arenas la canción con la que siempre mis papás me despertaban el día de mi cumple. Así que muchísimas gracias.
Y nos seguimos leyendo ñoña memoriona ;)

markin dijo...

Juentud al ritmo de la moda. No creo que la política sea moda. Y si fuera así.. hum, se nos mueren los patriarcas.

se va al diablo toda la maraña. Y los padres vivirían de los hijos :)

Imaginara los jóvenes en política suena alegórico.

Chau.

coca dijo...

El cuento de las votaciones pasa por lo que es regalado, no lo valoramos, tener opinión, no solo es estar en contra de las normas, es hacer de ellas un canal para decir lo que pienso, para aportar algo, para decidir...Cuando viviamos en dictadura, los jovenes de entonces, buscabamos las más diversas formas de expresar lo que opinabamos, hasta un puzle de periodico servía para enviar mensajes, ahora que se puede expresar lo que se piensa, es más, decidir sobre la sociedad misma, los jovenes no están interesados..., ahora que se les regala el derecho a opinar y decidir, no están interesados..., o sea, los años de silencio, terror, angustia, por expresar opinión de los jovenes de antes, no tiene ningún valor para las nuevas generaciones..., no se dan cuenta que todo esto es una rueda, en este momento están en la cúspide, pero ya estan los niños empujando para quitarles el lugar y ser ellos la cima, y nosotros estamos esperando que asuman, lo que será tarde o temprano, la sociedad no subsistirá sin opinión

Ñoña memoriona dijo...

Gracias por todos los comentarios, mi idea siempre es estimular a las personas a que expresen lo que piensan. Disculpen por el receso, volveré recargada.