sábado, 5 de enero de 2008

A propósito


Adriano Celentano cumple 70 años y no puedo dejar de recordar las películas medio de acción medio picarescas que íbamos a ver de chicos con mi hermano al cine. Nos reíamos muchísimo con las muecas y volteretas de Celentano (cuyo nombre y apellido riman, haciéndolo más gracioso). Me acuerdo particularmente de "El As", con una musiquita de trompetas como introducción.
Fuimos mucho al cine, que quedaba a menos de dos cuadras de la casa, me acuerdo perfectamente de sus rincones y pasillos, antes de que se transformara en Templo Evangélico por un lado, pizzería y pub por otro. Sus funciones dobles rotativas nos hacían quedarnos horas repitiéndonos las películas.
En las horas que era teatro, lo que más recuerdo es El Hombre de la Mancha, también me gustó mucho El Contrabajo. Cómo olvidar las premiaciones escolares, las zarzuelas y las presentaciones artísticas y musicales.
Yo vi la Guerra de las Galaxias en el cine, también Robin Hood, las Locademias de Policía, Especiales de Semana Santa, Danza con Lobos (mientras la daban, en la parte de la estampida de búfalos-"tatanka"- tembló y nadie se dio cuenta), un par de Batmanes, The Doors (rayé porque la mujer de Jim se llamaba igual que yo), Ya nunca más (que me hizo llorar como loca), Fiebre de Amor (donde odié a Lucerito, jaja), Rattle and Hum, La Profecía, Antes del Amanecer y una larguísimo etcétera. Creo que las películas subtituladas me ayudaron a aprender inglés.
Si las entradas hubieran costado el equivalente a las de ahora me hubiera perdido la mitad de mi infancia.

4 comentarios:

Ya tú sabes dijo...

A veces me gusta imaginar que mi vida es una película

Anónimo dijo...

Recuerdos, como colores en mi mente

coca dijo...

yo iba al cine a dormirme las películas, ya que me costaba mucho ver las letras y por ende me daba sueño, pero me gustaba lo de comprar pastillas pololeo y un helado a la salida, y las peliculas de walt disney

Ñoña memoriona dijo...

A mí me gustaban los dulces redondos de diferentes colores con centro blanco y una especie de dibujo al medio, las calugas Suny, los montoncitos de maní con chocolate y los helados Laser. Todo de la Confitería Lolita.