martes, 15 de enero de 2008

Hijos de Pedro Urdemales


De a poco se van sabiendo casos de estafas a todo nivel, desde los Condoritos bailarines del centro hasta la clonación de tarjetas de bancos (entre ambos los asaltos, cuentos, cogoteos, "cachamales" y demases). Todos los días, en muchos lugares hay pillos que se sienten inteligentes abusando de la confianza de los demás; cabezas que piensan que ser mejor es aplastar los sueños y las creencias de los otros, que ser felices es ser egoístas y cuyas conciencias ya quedaron afónicas de tanto gritar (no están roncas o disfónicas, sino que ya no les sale la voz).
Es raro que este mal llamado "ingenio" sea más apreciado que la dedicación y el trabajo.

Hay grupos de personas que piensan que el progreso se reduce meramente a las cosas que son capaces de comprar, sin importar cómo hayan llegado a obtener los recursos o si esas cosas les van a servir finalmente.
Es triste darse cuenta de la cantidad de personas que a la primera oportunidad tomarían ventaja de algún distraído.
También es triste, para mí al menos, que haya personas que cimientan sus sueños en el esfuerzo de otros, llevándose el crédito de una idea ajena, cobrando lo que no corresponde, robando... personajes cuyo único esfuerzo en la vida consiste en ingeniar un plan para sacar ventaja de las situaciones y las personas, colándose patudamente en la fila de la vida...

Pese a todo, contra viento y marea, sigo creyendo que al que madruga, Dios le ayuda y que cada pequeño y gran esfuerzo, sacrificio y trabajo que hacemos guarda una recompensa, nos da dignidad.

5 comentarios:

Ñoña memoriona dijo...

Fiel a mis principios, por ñoña que sea.

Claudia Pas dijo...

aa igual me dan rabia esas personas. que se alimentan con el sudor de los otros, pero creo en la vida justa, de como midas seras medido y que todo se paga aqui.

hola doña ñoña!!

el ocio es la ciencia del ingenio... que pena que muchos lo ocupen para fines no productivos. jajajaja igual habemos ociosos que estamos haciendo algo mas que solo maldades =P

saludos ñoñita

xoxox

Anónimo dijo...

siempre hay algunos que se suben al carro de otros y se adjudican la notoriedad, no en vano lo dice el dicho "voy arando dijo la mosca, que iba en el cacho del buey", pero hay otros tantos casos en que a las personas les gusta ser objeto de engaños, para inspirar la compasión de otros despues,y habemos otras que pensamos con el acerelador en lo positivo en que no hay mal que por bién no venga, y que todas las cosas tienen su lado bueno y malo, solo que a veces nos cuesta encontrarlo...

Ñoña memoriona dijo...

No había pensado en la gente masoca, tienes razón, anónimo.
¡Arriba entonces los pensadores positivos!

clacla dijo...

dia rabioso, eh?