miércoles, 23 de enero de 2008

Maldita presión


Es malo cuando se crean demasiadas expectativas respecto de alguien, como pasó con la "rojita" en el femenino sub 17 de fútbol. Los chilenos, por un derrotismo cultural instalado en nuestro inconsciente colectivo, no asimilamos bien cuando nos dan mucho ánimo o cuando se cifran muchas esperanzas en nuestro desempeño. Eso de ser favoritos juega en nuestra contra. Por otro lado, cuando nadie da un peso por nosotros, salimos con la sorpresa de que somos capaces. Pasa harto en el deporte, pasa harto en la vida.
Cuando dí la P.A.A. (sí la de Aptitud) todos me decían que poco menos iba a tener un puntaje nacional, que no esperaban menos de mi, etcétera y bla bla, sin embargo anduve sólo cerca de los 650, demostrando que sólo soy una simple mortal. Tuve que bancarme las caras largas de mis papás y del director del preU. Tengo todo un rollo raro con el tema de sobresalir, que provoca tanto rechazo y antipatía de los pares. Me gusta hacer las cosas piolita. Claro que me siento bien cuando me felicitan por algo que hice bien, pero no me motiva el puro éxito, al contrario. Por eso también me han dicho y me siento ñoña, pero qué le voy a hacer, soy así nomás.

5 comentarios:

Claudia Pas dijo...

es un problema de nunca acabar... eso del derrotismo. una forma de ponerse el parche antes de la herida. a mi no me gusta, yo voy con todo apoyo todo hasta el final y si no resulta los cachos caidos se ocupan para tomar chicha jajajaja.

Ñoña memoriona dijo...

Ja ja, la chicha en cacho se disfruta mejor

coca dijo...

Es bien latosa la posición de ser la perpectiva de todo el mundo, a mi me toco ser la oveja negra, lo que es bastante más comodo, ya que nunca cumplí las expectativas de lo que pensaban para mí los demás, y por mucho tiempo pensé yo misma que no era capaz de muchas cosas, pero un día desperté, y hay que ver lo que me cambio la vida, no se si para mejor, o peor, pero he ido escribiendo mi historia a punta de ser arriesgada, como que mi lema es "me tiro al rio no más, si me ahogo, al menos prové el agua"

Ñoña memoriona dijo...

Por eso dicen que el que no se arriesga no cruza el río. Al crecer un poco dejamos de lado las expectativas de los demás (buenas o malas) y de a poco nos vamos creando las propias. Es liberador y nos ayuda a crecer un poco.

markin dijo...

Importa mucho el esfuerzo. Pero, importa muchísimo más conocernos en nustra realidad, saber de nustras falencias y virtudes.

El resto se crea expectativas, cada uno de nosotros las vivimos de un modo u otro.

Cada uno vive la pasión a su modo.
Chau.