martes, 1 de abril de 2008

"Arte" comestible


Ya no son los campos de cereales, ahora los mensajes subliminales vienen en los postres. Preparé un mousse de manjar y le puse chocolate derretido con una cuchara, que fuera cayendo desordenadamente, fueron varios los pocillos, pero al servir me fijé en mi postre Picasso. Me acordé mucho de sus dibujos, como el retrato de Vicente Huidobro.
Nunca como las papas fritas con rostros de personajes que heredó Marge, pero me pareció curioso y le saqué una foto (no muy linda, pero con imaginación se entiende).

2 comentarios:

c. dijo...

toda una artista culinaria usted!

es entretenido descubrir figuras en los lugares menos pensados; una roca una mancha, la arruguita de la lechuga, el mouse de manjar.. jiji

Ya tú sabes dijo...

Me dio hambre, oye