lunes, 7 de abril de 2008

Ex ministra Wally


Nada como una acusación con suspensión para llevar la popularidad de Yasna Provoste hasta el cielo, estos días hemos tenido a cada momento titulares, crónicas y notas acerca de lo que ha hecho y dejado de hacer, tantas portadas que la Bolocco se muere de envidia (creo yo). Creo que los kiosqueros y señores que venden puzzles y sopas de letras a la salida de los hospitales pronto van a descubrir la papa con el libro ¿Dónde está Yasna?, versiones En el Ministerio/En el monasterio.

1 comentario:

Ya tú sabes dijo...

La vida de caricatura