lunes, 14 de abril de 2008

The tide is high (periodístico y de utilidad pública)


Fin de semana andariego para mí, trabajado para otros. Me fijaba que esta semana las noticias vienen cargaditas al tema periodístico, lo de Irak, lo de Le Monde, coberturas polémicas, y un sinfín de cosas. La semana pasada las noticias venían cargadas a Tribunales, son como oleadas de muchos temas de un sector. A veces es un tema de moda, otras un grupo de ellos, es cosa de pensar en época de campeonatos futboleros.
(Puede parecer una observación zonza, pero no deja de ser una observación).
No sería tanto si cada medio diera un énfasis propio en un grupo de temas o uno específico... es que todos repiten lo mismo ¡y en el mismo orden!, sobre todo los escritos "informativos", calcados del cable.
Me disculpan el fin didáctico, pero suelo tratar de que la gente abra los ojos y se fije en lo que consume (a las noticias no se les pone una etiqueta de "valor nutricional", donde incluya quién la fabrica, con qué materiales y propósitos, si contiene agentes nocivos o es "orgánica").
De vez en cuando es bueno preguntarse ¿a quién le conviene que esto se sepa ahora?, ¿qué objetivo tiene este diario al decir estas cosas de esta manera, entrevistando justamente a estas personas?
Seguiré en mi cruzada por despertar lectores, y como dice la canción que da título a esta entrada: "no soy el tipo de niña que se rinde así como así".

2 comentarios:

Ya tú sabes dijo...

Ahora que lo dices, sería buena idea que vinieran con "valor nutricional" y advertencias para la salud

Ñoña memoriona dijo...

Con advertencia "no apto para demócratas", "peligroso para la salud". Podrían poner a un Don Miguel en la contratapa de LUN, o una Resonancia con daño cerebral al final de los chimentos.