lunes, 24 de marzo de 2008

Chiqui ,chiqui, chocolate


Cuando era chica no me gustaban los chocolates, y no era por racismo alimentario o simple maña, de verdad encontraba desagradable la consistencia y el sabor de los super 8, para qué hablar de unas barras gigantes con arroz inflado y de esos sueltos muy grasientos que se pegaban en el paladar. Lo intenté, pero los únicos agradables para mi fueron los rellenos con frutilla o almendra (que no eran reales al fin y al cabo). En la media comía In-Kat porque a esa edad comes de todo. De vieja caí en la verdad: eso nunca fue chocolate. Cuando probé uno "bitter" casi me morí ¡eso sí es sabor, miércale!. Ahora que obligan a etiquetar bien las cosas le ponen "cobertura sabor chocolate" a esas mezclas de grasa café y los que sí tienen cacao dicen en qué porcentaje.
No he llegado al extremo de los Oompa Loompas y adorar al cacao, pero todos los días me tomo al menos una taza de cocoa; chocolate amargo con agua o con leche.
Una vez, recién pagada y con bono por resolución de conflicto, compré una barra de chocolate belga amargo: güeno, güeno.


El video tiene que ver porque cantan los Hot Chocolate, mirándolo descubrirán cómo el cantante llega a esas notas tan altas... pantalones blancos son el secreto

3 comentarios:

xikrik dijo...

EL CHOCOLATE BLANCO.....
PERO TINES RAZON EL BITTER DESPUES DE PROBARLO NO HAY VUELTA ATRAS....
ES COMO LO QUEN DICEN DE LOS NEGROS..
APLIQUEMOLOS PAL CHOCOLATE..
ONCE YOU GO BLACK YOU NEVER GO BACK...
SALUDOS

c. dijo...

soy chocoladicta desde siempre, a mi me encantan esos sueltos grasientos q se pegan en el paladar!!!

este año tengo el placer de contar en casa con un saldo de 104 huevitos de chocolate, gracias a q amanda tiene 5 centros de recogida (abuela, abuela de la prima, tia1, tia 2, tio)
y yo me los quiero comer todooooss

Ñoña memoriona dijo...

Que no te pase como a una señora que conozco, que el hijo le pidió que le guardara el chocolate de cumpleaños y ella no resistió, creando, de paso, un trauma en el hijo.