lunes, 10 de marzo de 2008

Todo formateado


Sé que tratan de hacerme la vida más fácil, pero me cargan la impersonalidad de las centrales telefónicas, los formularios con menú desplegable y algunas encuestas. De verdad que prefiero el trato de persona a persona a "hablar" con una máquina. Es paradójico que use un medio tecnológico para decirlo, pero sé que detrás de el monitor hay ojos que brillan y viven, y cabezas que descifran lo que quiero decirles.

2 comentarios:

GAMAL OMAR dijo...

yo tambien prefiero el trato de persona a persona....ademas...si pensamos que por cajero automatico nuevo que ponen....hay una persona que no puede trabajar...si las virtudes del progreso son para algunos tanto en comodidad como en conveniencia....

existe una nueva forma de matar...
globalizacion y capital.


saludos

Ñoña memoriona dijo...

Además de que no podemos pensar que todo tiene que estar abierto y disponible las 24 horas, comulgando con una voracidad contagiosa que traspasa los límites y se instala como manera de vivir.