viernes, 28 de marzo de 2008

Infantil


Sí, lo soy, debo reconocerlo ante ustedes.
Aquí algunas de las razones:
Me gustan los dibujos animados y los programas de títeres.
Adoro los helados y los cuchuflíes.
Juego en línea y amo el Tetris.
Me gusta mojarme con la lluvia y escuchar dentro de los caracoles y otras conchitas.
Recojo piedras con formas y colores diferentes.
Me gustan los calcetines con rayas.
Hago collages con recortes de revistas viejas.
Cuento chistes.
Me gusta comer los raspados del merengue, crema o postres.
Le invento canciones a mi perra y se las canto cuando la baño.
Tengo un oso de peluche.
No me gustan las guatitas.
Soy ultra cachurera.
Me encantan las empanadas de queso (y les echo azúcar, igual que a las humitas y pasteles de choclo o papa).
A mis papás les digo "papi" y "mami".
¡¿Necesitan más pruebas!?

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Creo que no necesitas demostrarlo, se te nota a la legua, lo importante es que lo sepaz, y estes feliz con ello, cuando se es niño por siempre, la vida es muchisimo mejor...

nosenayo dijo...

jiji

comparto algunas de tus "niñerias", agrego otras:
aveces cuando abro un jugo en polvo me hecho un poquito en la palma de la mano y la chupo con toda la culpabilidad. de vez en cuando me como de una tiras enteras de vitamina C. Ya no le saco los chocolates a mi hermano como cuando era chica, ahora se los saco a mi hija y me hago la lesa despues.
me aburro en la playa de tomar sol como los adultos, prefiero hacer un hoyo interminable en la arena, construir castillos o buscar cangrejitos. Puedo ver un capitulo del chavo por vigesima vez.

etc, etc

Ñoña memoriona dijo...

Eso, eso, eso, eso