sábado, 22 de marzo de 2008

Lindo pescadito


Pobres mariscos y pescados, pero felices sus vendedores. ¿Por qué la alharaca si hay tantas otras cosas que comer?. Creo que para muchos es más fácil no pensar en algo nuevo y hacer lo que se supone. Felicito a los que con convicción prepararon porotos granados, humitas, tallarines o arroz con huevo.
Pasa lo mismo con el asado el 18 y el pavo a fin de año.
¿Por qué me obligan a comer algo en determinada fecha?
En los cumpleaños, por lo menos elegimos la torta entre varias opciones; he ido a celebraciones en que se comparte una tartaleta de frutas o un kuchen de ricotta, para dar crédito a los originales.
Propongo la campaña "Cola de mono y galletitas todo el año"

4 comentarios:

Maximo Valencia dijo...

Jaja!

Notable.

Yo segui con la tradicion y me sumbé una cantidad exorbitante de empanadas de marisco.

Me sumo a la campaña aunque amanesca con el hachazo de michimalonco (me hace malito)

Tienes toda la razon.

Saludos y disculpe no haber pedido permiso.

Alma dijo...

Buenisimo... Me gustó bastante. La verdad es que en estas fechas me da lo mismo comer o no pescado, Ante el horror de mi madre, ferviente católica muy apegada a las tradiciones, me comí un bistec vacuno con ensaladas... De seguro ahora debe pensar que me voy a ir al infierno.
Recorreré tu espacio bloguístico... Saludos...

:)

Ñoña memoriona dijo...

Gracias por la visita, pasaré por sus blogs.

Anónimo dijo...

da lo mismo que comer si te lo comes con ganas, agrado y conciencia tranquila, yo me apego al poca carne, por bolsillo y por dieta, también por religión, y agradezco los tres días feriados, la desconección me hacía falta...