jueves, 31 de julio de 2008

Bailecitos


Desde chica me ha gustado bailar. Nada muy profesional, sino puro sentimiento. Soy de las que bailo y canto al mismo tiempo. Una fiesta de colegio no era fiesta sin haber bailado un rato. Con mis amigas inventábamos pasos divertidos y mini coreografías (nada muy elaborado mi muy "gringo"), riéndonos montones al estar en la fiesta, divisarnos y hacer el pasito al son de los éxitos que sonaban en la década del 90.
Admiro profundamente a los buenos bailarines (especie que no abunda, por lo que habrán podido comprobar en observaciones de campo), desde los viejitos que se mandan una cueca bien zapateada hasta los locos que bailan tap, pasando por las bailarinas árabes y las bailaoras (de las que he soñado ser parte).
En este tiempo es bueno bailar, porque entramos en calor mejor que con la "Batalla del Calentamiento". Mejor si es a pata pelá y con la música fuerte.
Además sirve para hacer ejercicio, liberar tensiones y ponernos contentillos.


6 comentarios:

Ya tú sabes dijo...

Mira como baila el esqueleto...

pez dijo...

Cuando repartieron los talentos, a mí no me llegó de ése. Me dijeron que volviera otro día, pero parece que se me olvidó.

Pabloncho Hario dijo...

jaja a pesar de que tengo torpe las rodillas, aprendo rápido. De hecho he aprendido a bailar un poco de salsa. Extraño y hasta gracioso si me conociera. De todas formas lo mío es más lo folclórico. Una buena cueca, bien zapateada.

Muy buen blog, gran detalle lo multimedial jejeje.

Saludos atentos y cordiales

coca dijo...

me gusta bailar, soy de las que los pies se me van solitos cuando escucho una cueca..., los tangos me apasionan,tanto por las letras, como por el ritmo, pero nunca los he bailado en público, pero muchas veces sola y con la escoba..., la salsa y la cumbia me son apetecibles, los rock and roll, jamás he podido, me gusta más bailar cuando no hay nadie que me vea o con gente desconocida...

Ñoña memoriona dijo...

Lo choro es bailar aunque uno no sepa perfectos los pasos, bailar con sentimiento, con el corazón en las patas.

Saludos bailarines, estimados y estimadas

yop dijo...

soy de las salseras y merengueras, se me mueven los pies solos. Concuerdo con ñoña en que son pocos los afortunados que poseen "el don", debo reconocer que me matan los buenos bailarines, jajaj...
a bailar a bailar.. que la vida es un carnaval!!!...