miércoles, 2 de julio de 2008

Todos olvidaron


Ayer fue el día en el metro en que todos olvidaron sonreír. Me sentía extranjera mientras comentaba con mi hijo el último video que vimos de La Hora Chanante.
También hay horas en que la gente olvida dar las gracias, tanto como olvidaron los helados Pioneros, las galletas Gioconda y Otelo, los bombones Cómplice, los Pitufogurt, Yoghu Up, Brahma de naranja, helados Tiburón y King Kong, las reglas He Man de Bata, que "el mundo es cascada de colorees, mágico mundo de coloreees", los Ronco, Plop con chicle y Plop normal, los Abejito, el postre Cucurella, el aceite suelto y las Merendinas.
Espero que la oleada de nostalgia devuelva las sonrisas a la ciudad gris rojiza.


7 comentarios:

Javi dijo...

Que hay del capri blanco con relleno de frambuesa???
...o las galletas dolce vita??
....o la cherry coke??
o el helado yokohono...era mi favorito!

Ah! y que bueno saber que eeres de las mias, me carga olvidar sonreir :)

Ñoña memoriona dijo...

En la vida hay sabores que nunca pueden olvidarse (como cantaba el viejito de la propaganda de Capri)... también las galletas Mora mora, el jugo Blackie (era re malo en realidad)... ¡las galletas Cómpeta! (que al final estaban como envenenadas).
Y como dijo Cucho Lambreta: Ríe, ríe, si te esán pegando sólo ríe, ríe, ríete con "alegriosidad".

Alex dijo...

oh..la gran mayoría de esas cosas no las conozco...maldita sea la mala memoria.

Ñoña memoriona dijo...

Debe ser que eres más joven, cof, cof (tos de anciana)

Pez dijo...

Yo nunca olvidé la Gioconda ni el Otello... me recuerdan mi primer colegio, los vendían en el kiosko de al fondo y eran de lo más caro de la oferta escolar.

El Capri de frambuesa era delicioso, pero creo que lo sacaron porque era en extremo rancio, no cumplía con las normativas o algo así... bueno, eso supe yo, de más que es mito.

Ñoña memoriona dijo...

Gioconda y Otello eran lo más, con esos dibujitos de chocolate blanco o negro (dependiendo de cuál de los dos)arriba. Se me olvidó mencionar los Smash y los Chokito, pucha que éran ricos. También el helado Condorito, el rojo que dejaba la lengua fosforecente. Cuando había menos plata compraba el Coné, que era igual pero más chico.

Anónimo dijo...

Las Mora Mora eran exquisitas!!!