viernes, 4 de julio de 2008

Juego infantil


No sé cuántos niños de hoy conocen el terrome terrome o la botella envenenada, pero me he fijado en los juegos que sobreviven generaciones, como la escondida con sus variaciones según edad, la siempre presente pelota, la bicicleta y la pinta.
Voy a detenerme un rato en el último juego. Cuando chica lo conocí como "la pinta" y ahora que lo pienso es una buena imagen; el que debe pillar tiene una marca, como si estuviera pintado. Ahora, hace unos años, cuando vivía en el generoso corazón de Colchagua, me fijé que los niños jugaban a lo mismo pero con el nombre de "tiña"... es cierto que se pega, es cierto que marca, pero pucha qué feo es imaginarse a los niños tiñosos. Otra cosa diferente allá es que se juega al "paco- reo", no al "paco- ladrón". Es cierto que es más amplio, pero los que persiguen a los reos (que ya tienen esa calidad, no son sospechosos ni imputados) son los gendarmes... cosas del idioma y sus vidas paralelas.
Bueno, otra cosa diferente es la acción goleadora: allá dicen "echar" un gol y más acá (zona central) es "hacer" el gol. No sé cómo se dice en el norte porque nunca he vivido allá, ¿alguien sabe?






3 comentarios:

Ya tú sabes dijo...

Me encantan esas canciones. Por supuesto jugué a la pinta y a la botella envenenada, ya al dum dum baby y a las interminables canciones con palmaditas...

Exequiel Ortega dijo...

creo que lo mencionado en este blog tiene que ver con la "sociolingüistica", donde muchos términos y expresiones cambian por una región de cada país.

Si tienes tiempo, puedes darte una vuelta por mi blog, God Bless You

Ñoña memoriona dijo...

Pasaré a leer, pues.
Blessings too