martes, 29 de julio de 2008

Centímetros


El fin de semana leía que la estatura promedio de los chilenos va aumentando con el correr de las décadas. Aunque la forma de presentarlo era usando tablas comparativas del promedio por década y clase social... se veía feo; digno de Josef Mengele.

Igual interesante el tema, pensé, recordando que pasé a mi mamá a los 13 años. En realidad nunca mi sobrenombre fue "chica", en el curso fui del tercio de las más altas (mido 1 metro 71), pero nunca la más alta, así que no me preguntaban "¿cómo está el tiempo por allá arriba?".

Tengo una amiga que se emocionó mucho cuando, en primero medio, superó el metro 50 de estatura.

Hay personas a las que el tema les interesa mucho y andan midiendo todo, comparando tamaños, largos y características. Estamos llenos de promedios, estimaciones, aproximaciones y proyecciones. Todo se expresa en porcentajes.

9 comentarios:

E.S. dijo...

Siempre pensando si somos más que o menos que... es una lata, es frustrante, desgastador y estresante.
Seamos más nosotros, querámonos más.

Un saludo afectuoso y gracias por tu mirada refrescante y sincera

Ñoña memoriona dijo...

Cierto que es una lata andarse comparando.
Gracias a ti por leer y comentar.

pez dijo...

Yo soy "chilena media", no subo ni bajo ningún promedio, con mi metro sesenta. Recuerdo que me emocioné cuando pasé en estatura a mi primer adulto significativo. Como mido lo mismo de pequeña (era de las tres últimas de la fila), en alguna ocasión me proyecté como persona alta, pero no, luego vi como todos me iban pasando. Y es cierto que llama la atención la obsesión por medir... los números no lo son todo. Además, son tan fácilmente manipulables. Lo que es yo, me quedo con las palabras. Igual influye que no sé ni contar. Mi posición para opinar sobre este tema es esencialmente basada en la patudez. Besos Ñoña.

Ñoña memoriona dijo...

Opinar es un derecho!!

coca dijo...

eso de ser siempre la chica para todo el mundo ha sido en principio bastante fustrante, ver como todo está hecho para la altura "promedio", significaba en mi juventud que no alcanzara los fierros de las micros, que siempre me quedaran las axilas de los demás en mi nariz, que los peldaños altos fueran una tortura,recuerdo haber sido rechazada para alguna candidatura por ser"bonita, intelgente, proporcionada, pero demasiado pequeña". A estas alturas del patido el hecho ya no me preocupa, total, lo bueno viene en frasco chico, y el veneno también, ...pero del bueno...

pez dijo...

Sí, pero por ahí alguien me sale con lo de la opinión informada. Dejémoslo en que es un derecho que algunos ejercemos patudamente.

Viva la patudez (en dosis no letales)... la patudez, ¿es un derecho?

Ñoña memoriona dijo...

En buenas dosis la patudez puede ejercerse

Ñoña memoriona dijo...

La Coca es chiquitita, pero poderosa, mejor que ser grandulona y fome

Anónimo dijo...

números para todo, hay que relajarse un poco