martes, 1 de julio de 2008

Placeres culpables


Hermanos míos, hoy me confieso ante ustedes. He caído en la tentación. Si bien no he pecado, sí he sentido un remezón en la conciencia, mi Pepe Grillo con cara de persona que tengo en un bolsillito por dentro del pecho.
He caído...
porque voy con una cuchara frente al pote de Ambrosella
porque compré una bolsa de cuchuflíes
porque comí otro pedazo de torta y de verdad no tenía hambre
porque participé del corte y consumo de una pata de jamón
porque igual me tomé un pisco sour con picoteo anoche (y yo quería bajar unos gramitos)
porque hace un tiempo compré una bolsa de mantecados donde las monjitas de Santo Domingo
Lo confieso: me encanta picotear. Soy la reina de los conchitos y raspados. Como masa cruda mientras cocino (la dulce, que salada no me gusta así nomás). He mezclado queso con mermeladas y frutas. Le pongo azúcar a las empanadas y pasteles de guiso- papa y choclo- (eso ya se los había contado, pero vale la recopilación).
Les confieso que todo eso estaba muy rico y lo disfruté. Les confieso que terminando de escribir voy a comerme una cucharada de Ambrosella.
Comer me gusta comer, porque grande quiero ser de Pin Pon me afectó demasiado.



14 comentarios:

Ya tú sabes dijo...

La reina de los conchitos es un título humilde pero cariñoso, ¡eres guachaca cabra!

Anónimo dijo...

no hay que confesarse, no es pecado

comecome dijo...

Qué rica la Ambrosella... ¿dónde la venden que en el supermercado hay pura Nutella?

Ñoña memoriona dijo...

Yo compro en la Casa Costa, donde venden cosas de pastelería. Viene en potes de medio kilo... (alcanza para chanchear y compartir)

comecome dijo...

y cuáles monjitas serían?

Ñoña memoriona dijo...

De la iglesia que está en Santo Domingo entre Brasil y General Baquedano. Dos cuadras al norte de la Plaza Brasil. También hacen tortas, galletitas y waffles...
Y sí, creo que tengo un alto porcentaje de guachaquismo en mí.

pez dijo...

Me encanta leer sobre comida, ver programas cuyo tópico es la comida y, sobre todo, comerme la comida.

El goloseo es lo mejor, golosos del mundo ¡uníos!

Ñoña memoriona dijo...

eo eo eo, que siga el goloseo

yop dijo...

sii, a pecar no más!!! que rico pasar el pan por el plato con los juguitos que quedan de la comiiida :)

Ñoña memoriona dijo...

El puré como volcán con el juguito de carne...

coca dijo...

creo que todos deberían leer "Como agua para chocolate", es de esos libros que da gusto releer muchisimas veces, no importa que sea novela, despierta todas esas sensaciones que la comida nos provoca....y se nota lo relacionada que esta con nuestra alma...

Ñoña memoriona dijo...

¡Cierto!, a leer todos y todas pues

Daniela dijo...

Ahhh y el yogurt con crema nestlé?? Lo has probado??

Ñoña memoriona dijo...

Uhhh, no, pero lo haré, lo haré. También es rica la malta con leche condensada...