lunes, 21 de julio de 2008

Malentendidos


Qué mal se pasa cuando no se entiende lo que quisimos decir, cuando no te entienden la talla, cuando no se entiende lo que quisiste hacer. Cuando la intención valía, pero la forma se desvió. Cuando, pese a las explicaciones, ya quedaste como chaleco de mono.

4 comentarios:

c. dijo...

debemos acostumbrarnos a confiar en las buenas intenciones de la gente, y pedir nos expliquen de nuevo si algo no quedo claro o molesta, asi evitamos esos malos ratos a los demas.
auq q te expliquen o explicar la talla, es muy fome.

Maximo Valencia dijo...

si me ha pasado.

en ocaciones tengo que explicar los chistes.

es frustante

Ya tú sabes dijo...

el infierno está empedrado de buenas intenciones

Anónimo dijo...

el que dijo la intención es lo que vale no tomó en cuenta a la gente rencorosa